La Guarda Civil ha llamado la atención mediante sus redes sociales sobre la detección de una nueva ciberestafa en la que los criminales, valiéndose de ingeniería social, tatan de mentir a los usuarios haciéndose pasar por el Departamento de Aduanas. El propósito que persiguen, conforme el Instituto Armado, es hurtarle el dinero a la víctima.

Todo empieza con un correo en el que los criminales expresan que el usuario ha recibido un bulto de fuera de la UE. Para recibirlo en su domicilio, deberá realizar un pago a través del servicio Paysafecard a cambio de un número PIN. Los criminales aseveran que en el instante en que logre este número el usuario debe reenviarselo para percibir un «nuevo código de paquete» y un link para «confirmar su dirección postal». No obstante, caso de que se comparta ese PIN, los delincuentes van a poder emplear la plataforma Paysafecard para efectuar compras suplantando a la víctima.

«El pago que se pide es de 50 euros mediante un servicio poco conocido, que facilita el anonimato puesto que no se asocia a ninguna cuenta corriente. Sencillamente se efectúa una recarga de dinero asociada a un PIN y con ese código se puede abonar en diferentes establecimientos», explican desde la Oficina de Seguridad del Navegante (OSI).

Con respecto a la confección de la estafa, en apariencia, es bastante poco creíble. Para iniciar, los ciberestafadores tras el correo se identifican como Departamento Aduanero Regional y firman como la Agencia tributaria ES. No obstante, el dominio desde el que mandan el mensaje no corresponde con ninguno de los 2. Además, el texto cuenta con muchos fallos de redacción y faltas ortográficas, que es una de las primordiales señas de este género de estafas.

De qué manera resguardarte
Los especialistas aconsejan sospechar por sistema de cualquier correo, mensaje SMS o bien WhatsApp en el que se le pida cualquier género de información personal al usuario; como documento nacional de identidad, datos bancarios o bien claves de acceso. Además, expresan que, en el caso de duda sobre la veracidad de un mensaje, se debe procurar tomar contacto con el presunto expedidor, singularmente si se trata de una compañía, por otra vía con el fin de salir de dudas.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *