La DGT identifica los puntos de mayor peligrosidad del Camino de Santiago


El director general de Tráfico, Pere Navarro, y el vicepresidente primero y Conselleiro de Presidencia, Justicia y Turismo de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, han firmado esta mañana en el Centro Internacional de Acogida al Peregrino de Santiago de Compostela un protocolo de colaboración con el que se pretende hacer aún más seguro el Camino a todos los peregrinos que llegan cada año a la ciudad gallega. Cada año, cientos de miles de personas
recorren las distintas rutas del Camino, sin embargo, en los últimos años las cifras de siniestralidad vial que afectan a los usuarios vulnerables (peatones, ciclistas o motoristas) no dejan de aumentar y no hay que olvidar que los peregrinos que viajan a Santiago se encuentran dentro de este tipo de usuarios de la vía. Por este motivo, en línea con la protección a los vulnerables que se encuentra actualmente en el centro de las políticas de seguridad vial de nuestro país y que comparte también la Xunta de Galicia, se ha elaborado este protocolo de actuación con el objetivo fundamental de aunar esfuerzos para hacer un Camino seguro, especialmente en este año Xacobeo 2021/2022.

Poe ello, y para mejorar la seguridad en el Camino, la
Dirección General de Tráfico
(DGT) ha llevado a cabo una tramificación de las diferentes rutas conociendo los puntos más conflictivos o de mayor concentración de accidentes con el fin de prevenirlos. En total se han analizado 7.270 kilómetros de las rutas con mayor afluencia de peregrinos, 408 etapas de intersección, que recorren la mayor parte del territorio español y entre las que se encuentran el Camino Francés, el Camino Vía de la Plata, el Camino del Norte, el Camino del Delta del Ebro, el Camino Catalán, el Camino Sant Jaume, el Camino Portugués, el Camino de Madrid, el Camino Inglés, el Camino de Fisterra Muxia, el Camino de Invierno y el Camino Primitivo.

En todos ellos se han identificado los puntos de mayor peligrosidad para el peregrino, como son tramos de recorrido paralelo, donde el peregrino comparte vías con otros usuarios 1335 analizados (636 de riesgo), y los puntos de intersección 1.190 analizados (322 de riesgo). Se ha determinado también, su índice de riesgo en función de variables como la visibilidad, la orientación, la densidad del tráfico, la velocidad de la vía, la existencia o no de señalización y la cantidad de peregrinos que circulan por la misma.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *