La deuda de las administraciones de la Seguridad Social ha superado por primera los 50.000 millones de euros, al cerrar el mes de agosto en 51.193 millones de euros, cifra un 46,8% superior a la existente un año ya antes (34.863 millones de euros), conforme datos del Banco de España recogidos por Europa Press. En valores mensuales (agosto sobre julio), la deuda de la Seguridad Social se acrecentó un dos con cinco%, desde 49.944 millones a 51.193 millones de euros. Este repunte de la deuda se debe a los préstamos que ha concedido el Estado a la Seguridad Social en los últimos tiempos para asegurar el pago de las pensiones. La factura mensual de las pensiones se aproxima en la actualidad a los nueve.700 millones de euros, mas en los meses en los que hay paga extra, esta se duplica. El Gobierno aprobó el mes pasado de marzo la concesión de un préstamo del Estado a la Tesorería General de la Seguridad Social por importe de 13.830 millones de euros para abonar las pensiones. En los meses de junio y noviembre, la Seguridad Social abona de manera conjunta la nómina ordinaria y excepcional de las pensiones, un desembolso que alcanza en la actualidad los 19.000 millones de euros y que puede producir tensiones de liquidez al sistema. En verdad, el Gobierno ya ha anunciado que, aparte del préstamo, para abonar la extra de Navidad sacará tres.500 millones de la ‘hucha de las pensiones’, lo que va a dejar el fondo en 1.543 millones de euros, en frente de los 66.800 millones de euros que tenía en 2011. El endeudamiento de la Seguridad Social se sostuvo aproximadamente estable en el ambiente de los 17.173 millones de euros hasta el tercer trimestre de 2017, cuando comenzó a repuntar debido al préstamo del Estado, por un valor de algo más de 10.000 millones, que se concedió en tal ejercicio para el pago de las pensiones. De esta manera, finalizado el ejercicio 2017, la deuda de la Seguridad Social era de 27.393 millones de euros, unos 10.200 millones de euros superior a la que tenía al acabar 2016. A lo largo de los 5 primeros meses de 2018 la deuda de la Seguridad Social se sostuvo cerca de los 27.400 millones de euros, mas al llegar el mes de junio repuntó hasta los 34.888 millones de euros al liberarse la mitad de los prácticamente 15.200 millones del préstamo que el Estado concedió a la Seguridad Social en aquel ejercicio. La otra mitad del préstamo de 2018 se liberó el mes pasado de noviembre, lo que elevó la deuda del sistema hasta los 41.194 millones de euros al acabar 2018. LA DEUDA SUPERARÁ LOS 55.000 MILLONES A FINAL DE AÑO En lo relativo a este año, el Gobierno aprobó el mes pasado de marzo la concesión de un préstamo del Estado a la Tesorería General de la Seguridad Social por importe de 13.830 millones de euros para abonar las pensiones. En los meses de junio y noviembre, la Seguridad Social abona de manera conjunta la nómina ordinaria y excepcional de las pensiones. La Seguridad Social empleó siete.500 millones de euros del préstamo para abonar la nómina ordinaria y excepcional del pasado mes de junio. Los seis.330 millones de euros sobrantes del préstamo concedido para este año se emplearán para abonar las pagas ordinaria y excepcional en el mes de noviembre. De esta manera, al acabar el ejercicio 2019, la deuda de la Seguridad Social superará de forma previsible los 55.000 millones de euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *