Tras prácticamente un par de meses en los que la utilización del vehículo ha estado limitadísima, poquito a poco los españoles encaran el proceso de «desescalada» volviendo gradualmente a sus puestos y potras labores previamente rutinarias que precisan de la utilización del vehículo.

Es el instante de tomar ciertas cautelas, por el hecho de que el vehículo, tanto en su exterior como interior, puede transformarse en un foco esencial de contagios.

La permanencia del coronavirus en los objetos puede cambiar dependiendo de la temperatura, la humedad y el género de superficie. Puede subsistir y resultar infeccioso a lo largo de horas en sprays e inclusive días en superficies como el acero inoxidable o bien el plástico, presentes tanto en el interior como en el exterior de los turismos. Por este motivo, se aconseja adecentar toda vez que se coja el vehículo aquellos elementos con los que tenemos más contacto, en especial si son usados por otras personas, como son el volante, el pomo de la palanca de cambios o bien los tiradores. Dicha limpieza debe efectuarse con guantes tirables puestos y una gamuza de un uso.

Si deseamos o bien precisamos una limpieza más profunda y profesional, deberemos tener en consideración que ciertas empresas expertas en la limpieza y desinfección de automóviles han registrado ya un aumento esencial en la demanda de sus servicios, que garantizan que los turismos son un sitio seguro para desplazarse.

Es el caso de Alvato, una compañía de España que ofrece de manera gratuita el tratamiento con ozono para la desinfección del habitáculo del vehículo a cualquiera que se dirija a uno de sus centros. Con 10 años de experiencia efectuando estas desinfecciones en turismos y unos 300.000 clientes del servicio frecuentes, en la última semana han registrado un aumento en la demanda de cerca de un 400% en el total de más de 40 centros distribuidos por toda España. Es preciso pedir una cita anterior, puesto que para efectuar la desinfección de un vehículo se deben respetar las reglas de distanciamiento «y las reservas nos dejan una perfecta organización en las medidas y EPIS para nuestros clientes del servicio y empleados», conforme ha explicado a ABC Hernán Martínez Querol, CEO de Alvato España. «Por el instante aún tenemos espacio libre en el mes de junio, si bien visto la demanda podemos prever que vamos a pasar a julio dentro de poco, con lo que en poquitas semanas vamos a hablar de 1 mes de espera».

Los servicios más demandados son la limpieza interior con desinfección mediante la generación de ozono, y la limpieza interior con desinfección mediante «nanotecnología», un sistema que con una sola aplicación (6hs de trabajo) sostiene el efecto desinfectante y viricida hasta tres Años.

Desde, Norauto destacan la relevancia de hacer una limpieza completa del vehículo y, en especial, una higienización del habitáculo para eludir contagios. Desde la esta cadena de mantenimiento y equipamiento integral del vehículo ofrecen el servicio de montaje de batería de forma gratuita a personal Sanitario y miembros de la Fuerza del Orden, lo que incluye además de esto la higienización del vehículo de forma gratuita. Fuera de estos colectivos, asimismo se puede contratar el servicio de higienización por unos 20 euros.

Se puede destacar tanto en los talleres como a domicilio. Dependiendo de la urbe en la que se realice el servicio, puede hacerse entre un plazo de 2 horas o bien al día después, y asimismo es preciso pedir una cita anterior. Conforme José María Nieto, Jefe de servicio Easy Battery de Norauto, «se procede a una primera limpieza y desinfección del vehículo cuando se recepciona, y ya antes de entregarlo se efectúa duna higienización completa». Nieto asegura que la mayor parte de los clientes del servicio ya conocen exactamente en qué consiste la desinfección con ozono, mas «las primordiales dudas que nos proponen es sobre si va a ser tóxico en el momento en que les entregamos nuevamente el vehículo, de ahí que les debemos explicar que ya antes de devolverles las llaves del vehículo y tras aplicar el ozono dejamos pasar un tiempo a fin de que se airee y de este modo no suponga ningún peligro para su salud».

Aparte de este género de limpiezas profesionales, se aconseja adecentar toda vez que se coja el vehículo aquellos elementos con los que tenemos más contacto, en especial si son usados por otras personas, como son el volante, el pomo de la palanca de cambios o bien los tiradores.

Primeramente resulta conveniente adecentar a diario el tirador de la puerta, el volante y la palanca de cambios. Al día nos llevamos la mano a la cara una media de entre dos.000 y tres.000 veces, y lo hacemos tras haber tocado ya antes con ellas multitud de focos de gérmenes y virus. Por tal razón es fundamental adecentar los elementos del vehículo con los que tenemos más contacto, tanto al entrar en él como mientras que conducimos. Podemos emplear líquido desinfectante y pasarlo esmeradamente por las superficies ayudándonos de un harapo o bien papel de cocina, teniendo presente que si utilizamos un papel hay que tirarlo a la basura una vez terminemos y, en el caso del harapo, desecharlo o bien lavarlo a más de 60 grados.

Hay que prestar mucha atención a las alfombras, puesto que son una de las unas partes del vehículo que más suciedad amontonan debido al contacto directo que tienen con los zapatos. De ahí que, es esencial limpiarlas de manera regular. De esta forma, si están fabricadas en lona lo primero va a ser pasarles un cepillo y después aspirarlas bien; al tiempo que si son de goma lo aconsejable es asistirse de un chorro de agua caliente a presión para después dejarlas secar al sol. Finalmente, debemos emplear productos viricidas aprobados por el Ministerio de Sanidad para desinficionarlas, ayudándonos de paños o bien papel tirable que una vez usados debemos tirar a la basura en el cubo de restos, no en el de reciclado.

No nos olvidemos de adecentar el salpicadero, puesto que lo tocamos con las manos, estornudamos y tosemos sobre él, dejamos objetos como llaves o bien carteras que pueden haber caído al suelo, etc. Para desinficionarlo se aconseja limpiarlo con una gamuza de microfibras y productos concretos para esta zona del vehículo, llegando hasta el último recoveco, haciendo una última pasada con líquido desinfectante.

Ahora más que jamás hay que tener precaución con las rejas de ventilación limpiándolas el polvo frecuentemente con la ayuda de un pincel o bien una aspiradora. De esta forma, contribuiremos a asegurar la calidad del aire dentro de nuestro vehículo, y usando ciertos productos desinfectantes recomendados por el Gobierno vamos a restar peligro de contagio en estos instantes.

Asimismo tocamos frecuentemente con las manos las ventanas, y nos apoyamos sobre ellas sin percatarnos de que se trata de una de las zonas del vehículo más expuesta al exterior, con lo que es clave limpiarlas a menudo. Para una adecuada desinfección y limpieza es conveniente limpiarlas utilizando productos desinfectantes y por último comprobar con un harapo humectado con limpiaventanas.

De qué forma se limpia un vehículo con ozono
Una de las caracterìsticas del ozono (O3) es su gran eficiencia como biocida, debido a su poder oxidante, que deja su empleo como desodorizante para quitar contaminaciones químicas, tanto en agua como en aire. Es además de esto un desinfectante que no deja restos, puesto que el O3 en agua destilada se descompone de manera rápida produciendo radicales -OH, sin dejar subproductos tóxicos. Esos conjuntos hidroxilos (-OH o bien alcohol) son los que matan a virus y bacterias.

Su poder desinfectante y su eficiencia frente al coronavirus se debe a su estructura química. Al compartir los electrones entre 3 átomos en vez de entre 2, la molécula resultante es muy inestable, y tiende a captar electrones de cualquier compuesto próximo para recobrar su estabilidad; esto es, es un oxidante realmente fuerte. Al captar electrones de otras moléculas, oxidándolas, las desequilibra hasta el punto de destruirlas.

Normalmente no es perjudicial para mamíferos

a bajas concentraciones, mas es mortal para los microorganismos. Mas a concentraciones más elevadas y si no se maneja con cautela puede resultar peligroso. El límite recomendado de exposición es de 0,1 partes por millón (ppm), o bien 0,2 miligramos por metro cúbico, calculado como una concentración ponderada de 8 horas, y en un corto plazo de 0,3 ppm (0,6 mg. por metro cúbico), como una concentración ponderada de 15 minutos.

Conforme especifican desde Infotaller.tv el torno toma oxígeno del entorno y lo inyecta en la lámpara generadora de ozono, a través de una descarga eléctrica se rompen los links de la molécula para dejar 2 átomos de oxígeno libres que procuran asociarse. Ahora, se une a una molécula de oxígeno que no ha sido dividida formando ozono. Este sale por la manguera y viaja hasta la piedra difusora que lo propagará en la jarra con agua a través de burbujeo.

El ozono desinficiona de exactamente la misma forma que el cloro, se adhiere a las bacterias y las oxida desde la pared celular hasta el núcleo destruyéndolas por completo, solo que no deja restos tóxicos y es tres.000 veces más eficaz.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *