La crisis del coronavirus no ha hecho más que apresurar algo que había dado inicio en casi todas las compañías españolas, la transformación digital. La necesidad del trabajo en recóndito, y flexibilizar la compañía ente una situación de inseguridad han hecho que muchas empresas deseen actualizar sus procedimientos y también infraestructuras, y sobre todo saltar a la «nube».

Las compañías que ofrecen servicios en la «nube» han disparado su tráfico. Es una tecnología que ha desempeñado un papel fundamental a lo largo de toda la crisis abierta por el Covid-19. Esta pandemia ha tolerado sostener la actividad de muchas empresas merced al trabajo a distancia, algo que no podría haber sucedido en la precedente crisis sanitaria global, la de la gripe A, por el hecho de que aún no habían madurado suficiente estas herramientas.

Y ahí la lucha es encarnizada con pesos pesados como Amazon.
«La agilidad que da la nube ha sido vital para la crisis humanitaria que hemos vivido. La capacidad que da la nube de consumo a costo variable ha sido vital, en tanto que ha habido empresas cuya demanda se ha multiplicado y otras donde se ha hundido de un día para otro. La nube les da la ocasión de ser flexibles con sus costos. Ha ayudado sobre todo a la pequeña y mediana empresa, que ha encontrado en la transformación digital una vía de desahogo», apunta Miguel Álava, que lleva ocho años trabajando en Amazon Web Services (AWS) España en una entrevista con ABC.

«Una vez el Covid-19 vaya quedando atrás, las compañías verán en la nube ahorro de costos, innovación y producción y buscarán la rentabilidad»

En lo que se refiere a ayudas monetarias, AWS creó en el 2018 un programa de contestación a desastres, mas que estaba muy enfocado en terremotos y también incendios. Se trata de créditos que se utilizan a fin de que entidades que se dedican a hacer en frente de esos desastres, tengan acceso gratis a la nube. Es la primera línea de ayuda a las compañías asociadas que se han empleado ahora con el coronavirus. Además de esto, se han puesto 20 millones de dólares americanos a predisposición de organizaciones privadas y públicas que tengan como objetivo investigar sobre el virus.

Asimismo se ha creado un «datalake» con bases de datos públicas con todos y cada uno de los datos del coronavirus conocidos hasta el momento, alcanzables al mundo entero. «Una vez el Covid-19 vaya quedando atrás, las compañías verán en la nube ahorro de costos, innovación y producción y buscarán la rentabilidad por cada euro invertido en tecnología. Les llevará a crear, escalar, la analítica del dato, desarrollo de aplicaciones», considera. A su jucio se puede extraer una lección positiva de la crisis: «El Covid-19 ha sido un vector de aceleración de la adopción de la nube».

Entre los clientes del servicio de AWS en España hay 3 peculiaridades clave de la nube que han ayudado a las compañías a superar este periodo de inseguridad -apunta- el primero es el desarrollo veloz de aplicaciones, el segundo, conseguir escalabilidad velozmente y el tercero la analítica de datos. Por poner ciertos ejemplos de desarrollo veloz de aplicaciones, el servicio andaluz de salud, fue capaz de arrancar un centro de llamadas en menos de siete días, para los ocho millones de andaluces que tenían dudas sobre el coronavirus o bien la cadena de hoteles Meliá pudo poner a sus tres.000 empleados a trabajar de forma recóndita en solo unos días.

Hay campos que han aumentado su negocio y merced a la escalabilidad han podido amoldarse velozmente al incremento de la demanda. Por servirnos de un ejemplo, las plataformas con contenido educativo en línea han visto multiplicados sus usuarios de manera vertiginosa, o bien el servicio público de empleo de Cataluña, ha pasado a tener 16.000 llamadas cada día de un día para otro. La OMS, asimismo ha multiplicado por ocho sus necesidades en la nube. Savia, la aplicación de salud de Mafre de diagnóstico telefónico ha procesado 100.000 peticiones en este tiempo, una cantidad récord.

En lo que se refiere al tratamiento de los datos, la start-up bilbaina Sherpa, ha logrado pronosticar el número de UCIs precisas en los centros de salud a siete días vista extrapolando datos de otros países, o bien el instituto de investigación de biomedicina en Barna, escanea información relevante en artículos médicos que se marchan lanzando en el mundo entero de forma automatizada en pos de información relevante con inteligencia artificial mediante la «nube».

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *