El consejo de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) aprobó a última hora de el día de ayer miércoles la metodología que va a fijar la tasa de remuneración financiera de las actividades de transporte y distribución de energía eléctrica y regasificación, como el transporte y distribución de gas natural, como adelantó ayer por la noche El País en su página web. Se trata de una normativa que afectará de lleno a las compañías de electricidad y gasistas, que anunciaron que pueden peligrar sus inversiones de cara al futuro.
La nueva regla que fija la remuneración afectará a las empresas eléctricas desde el año próximo hasta el 2025 y del 2021 al 2026 en el caso del gas. De entrada, estaba previsto que se diera luz verde solo a la normativa que afecta al campo eléctrico pues el plazo para su entrada en vigor es más próximo.

Las modificaciones han sido mandadas al Gobierno para la valoración, mas su resolución no tiene carácter vinculante pues desde este momento fija los criterios el regulador.Pese a estar vencido el orden del presidente José María Marín Quemada, que fue puesto por el Partido Popular, el directivo no ha querido desamparar el puesto debido a que se veía obligado a publicar estas circulares que han levantado enormes protestas a lo largo de todo el verano de los 2 campos más perjudicados.

Las modificaciones han sido mandadas al Gobierno para la valoración, mas su resolución no tiene carácter vinculante pues desde este momento fija los criterios el regulador

De entrada, estaba previsto que la remuneración a las eléctricas se reduciría un siete% y la del gas, un 17,8%. En lo que se refiere a los operadores del sistema, Red Eléctrica de España iba a padecer un recorte del ocho,2% y el operador gasista, Enagás, un 21,8%.
Ayer, la presidente de Aelec ( patronal eléctrica), Marina Serrano, advirtió de la necesidad de que las condiciones regulativas que se fijen ahora por la CNMC sean “efectivas para los próximos 6 años, y no puedan poner en riesgo las inversiones de unos 30.000 millones de euros de las distribuidoras para lograr los objetivos en el ejercicio 2030”. Esos 30.000 millones de euros, recordó, “representan prácticamente un dos con cinco% del Producto Interior Bruto español”.

También, Serrano estimó que el plazo, con el 1 de enero como horizonte para la entrada en vigor del nuevo marco regulativo de la CNMC, “es corto” para “una regulación tan importante”, si bien señaló que Aelec no solicita ampliar los plazos. “El real decreto-ley ha dado un plazo y el regulador desea cumplirlo, como es lógico”, aseguró.

La patronal eléctrica solicita que las condiciones regulativas sean “efectivas para los próximos 6 años, y no puedan poner en riesgo las inversiones

Por su lado, el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, resaltó la relevancia de las redes eléctricas en la transición energética y solicitó una regulación para el campo que sea “predecible, estable y tenga seguridad jurídica”. Garamendi destacó “la neutralidad” de la CEOE en lo relativo a las circulares de la CNMC, mas aseveró que esa estabilidad en la regulación es precisa para dar señales a los inversores. “Para que alguien desee invertir esos millones debe tener alguna seguridad. Estamos en esa onda”, afirmó. Además de esto, el presidente de la patronal de empresarios consideró asimismo prioritario que “los costos políticos” se saquen de la tarifa, puesto que encarecen el recibo energético.
El Plan Nacional Integrado de Energía y Tiempo (PNIEC) del Gobierno prevé unas inversiones totales de 236.000 millones de euros hasta el 2030, de las que 42.000 millones de euros van a ser en redes y electrificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *