El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha subrayado este jueves la necesidad de que España cuente con un Gobierno estable si bien eso pase por reiterar elecciones. Garamendi ha hecho estas declaraciones tras su primera reunión como presidente de la patronal en la que se ha aprobado duplicar el número de vicepresidencias, hasta diez, con la meta de elevar la presencia femenina en la organización. Si bien ya a lo largo de su alegato frente a los miembros de la CEOE, Garamendi ha pedido a la clase política «responsabilidad, estabilidad y moderación», ha sido en las siguientes declaraciones a los medios cuando ha apuntado a la posibilidad de que de unas nuevas elecciones pudiese salir un Gobierno más estable. «Si no hay capacidad de un pacto, si hay elecciones, las encuestas afirman que se aclararían más las cosas. Puesto que igual es mejor aguardar a noviembre y tener un país más sosegado que uno pero inestable en un corto plazo», ha dicho. A lo largo de su intervención en la reunión, Garamendi ha insistido en la necesidad de contar con un marco regulativo estable y homogéneo para todas y cada una de las compañías, asimismo en campos regulados como el eléctrico. «Que se comparen demandas a las compañías de campos regulados con otras», ha pedido. También, ha criticado la mala regulación «a base de reales decretos» en vez de dentro del diálogo social y ha puesto como un ejemplo el registro horario que, a su juicio, habría salido mejor desde una mesa para la negociación entre patronal y sindicatos. Asimismo ha expresado su preocupación por la fiscalidad «como otra forma de romper competitividad de las compañías», y por el déficit publico y la carencia de eficacia en la Administración. Garamendi ha pedido que los españoles «confíen en las compañías» y ha señalado como los 3 grandes desafíos empresariales la globalización, la digitalización, y la transición ecológica, un punto este último en el que ha pedido abordar los cambios «sin demagogia» y ha reivindicado el papel de las compañías para «medir y administrar». «Tenemos un enorme país, y las mejores personas en el país, el reto es ponerlo donde hay que ponerlo», ha concluido. La Reunión de la CEOE ha aprobado este jueves duplicar el número de vicepresidencias, hasta 10, con la meta de compensar la presencia femenina con la masculina en los puestos de responsabilidad, mientras que ha dado el visto bueno a un levanta de las cuotas que pagan los asociados del uno con dos %. Además de esto, los empresarios han aprobado una serie de cambios estatutarios que dejan asimismo un aumento del número de miembros del comité ejecutivo, hasta los 55 (sin incluir a presidentes y vicepresidentes), y de los de la junta directiva, hasta los 255. La reunión de la CEOE asimismo ha dado luz verde a un aumento del uno con dos % de la cuota que pagan sus asociados de pleno derecho, que llevaba una década congelada, y que desde este año ascenderá a nueve.515 euros anuales por vocal. De esta manera, los ingresos de las cuotas de las organizaciones medrarán un cuatro %, hasta los seis con dos millones de euros, que se sumarán a los cinco,1 millones de euros que aportan de forma directa las compañías (cinco % más), como un millón de euros más proveniente de otros ingresos. La organización prevé un beneficio neto de 147.000 euros en 2019, sobre los 122.000 conseguidos en 2018. EFECOM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *