La escalada en la resolución de las cámaras fotográficas digitales semeja no tener límite. Sony termina de anunciar el lanzamiento de su nuevo modelo Alpha 7R IV (ILCE-7RM4) de la popular gama sin espéculo con la mayor resolución de la firma nipona hasta la fecha, ofertando una pasmosa calidad de imagen con alta resolución y un extenso rango activo. La novedad de esta cámara se encuentra en la integración de un sensor de imagen CMOS retroiluminado de fotograma completo de reciente desarrollo con una resolución de 61,0 MP, el primero del planeta en su clase. La estructura retroiluminada del nuevo sensor y las eficaces técnicas de reducción de ruido se combinan para conseguir un desempeño de alta sensibilidad con poco estruendos que garantiza la máxima calidad de imagen, sumando un increíble rango activo de 15 pasos a bajas sensibilidades que facilita la reproducción del color más natural. El sistema de estabilización de imagen integrada óptica de cinco ejes se ha ajustado con precisión para aceptar su capacidad de disparo de alta resolución, con el resultado de una gran velocidad de obturación de cinco,5 pasos y la unidad de obturación se ha rediseñado para reducir el mínimo movimiento que pueda ocasionar imágenes turbias. En comparación con modelo precedente (Alpha 7R III), incorpora un visor electrónico UXGA OLED Tru-finder de cinco,76 millones de puntos, uno con seis veces más, con imágenes precisas y realistas de la escena encuadrada. La calidad de la pantalla se puede ajustar en modo ‘Estándar’ o bien ‘Alto’ y en la frecuencia de actualización de 60 fps o bien 120 fps. El modo de atrapa múltiple con Pixel Shift es otra novedad, dejando componer hasta 16 imágenes de resolución completa, mudando la precisión del sensor en aumentos de 1 o bien 0,5 pixeles para atrapar 16 imágenes separadas con desplazamiento de pixeles que poseen un total de 963,3 millones de pixeles de datos, transformando a una imagen final de 240,8 millones de pixeles (19008×12672 pixeles), ideal para retratar arquitectura, arte o bien bodegones con el máximo detalle. Es una cámara exageradamente veloz que puede atrapar imágenes a resolución completa de hasta 10 fotogramas/segundo con seguimiento progresivo y preciso de enfoque automático a lo largo de más o menos siete segundos en modo de fotograma completo. El sistema de enfoque consta de 567 puntos con detección de fases en plano focal que cubre el 74% del área de imagen y 425 puntos de enfoque automático de contraste agregan precisión y confiabilidad auxiliares para situaciones de poca luz. Está pertrechada con una pluralidad de funciones de conectividad avanzadas diseñadas para prosperar el flujo de trabajo profesional y cuenta con aplicaciones de escritorio para el siguiente tratamiento de las imágenes. En venta en el mes de agosto con un coste de 4.000 euros y diferentes accesorios como el sistema de agarre vertical BG-C4EM (450 euros) o bien el micrófono de pistola ECM-B1M (380 euros). El visor electrónico UXGA OLED Tru-finder da hasta cinco,76 millones de puntos, uno con seis veces más que el modelo precedente. La cámara Sony Alpha 7R IV tiene un coste de cuatro.000 euros y va a estar en venta en el mes de agosto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *