El Equipo de Contestación Táctica, la escisión de los CDR, estaban prestos a a fabricar bombas, actuar contras las instituciones del Estado, derruir a los Mossos d’Esquadra o bien mandar bultos bomba a cuarteles de la Guardia Civil. Así es como se les describe en el sumario abierto por la Audiencia Nacional del que resultó la detención de 9 de sus supuestos miembros a fines del pasado mes de septiembre. 7 de ellos prosiguen detenidos.
Este extenso informe de 9 tomos, cuyo secreto fue levantado hace una semana, examina los planes de carácter violento que conforme la investigación deseaban emprender los miembros de esta organización, considerada por el juez Manuel García Castellón como terrorista.

El día de la sentencia

El presidente, conforme la investigación, sería el instigador de la ocupación de la Cámara

El ataque al Parlament era uno de ellos y esa operación la Guarda Civil la vincula con el president Quim Tuesta. Conforme confesó uno de los detenidos, Ferran Jolis en una declaración frente a la policia, fue el president quien encargó ocupar el Parlament por la parte de los CDR. Explicó que el encargo de ocupar el Parlament tras la sentencia del procés del Tribunal Supremo no venía del CDR sino más bien de un “movimiento burgués”. “Le afirmaron que venia de una parte de presidencia y que la pretensión era que Quim Tuesta (con nombre clave Gandalf) se quedase encerrado dentro para el día D. Deseaban asegurar las comunicaciones una semana y que no había límite de gastos”, recoge el acta frente al instituto armado y que consta en el sumario de los CDR de la Audiencia Nacional al que ha tenido acceso La Vanguardia.

data-YouTube-vid>

“Le solicitaron consejo sobre si sería viable o bien no”. El sumario agrega que Jolis dio consejos en el sentido de de qué manera activar una red “utilizando establecimientos y restoranes próximos a través de la usurpación de puntos wifi”. Asimismo agrega que el detenido concretó en otra una parte de su declaración que el propósito era “resistir una semana en el Parlament, que debían contar con 2 pisos francos, montar antenas de gran distancia y que el presupuesto sería de unos seis.000 euros”.

Uno de los CDR detenidos posa con un subfusil, se ignora si falso o bien real, en una imagen hallada en una tarjeta de memoria
(La Vanguardia)

También, “también comunicó respectivas conversaciones al resto de componentes de su ERT los pormenores del encargo”, agrega el sumario, y que es al comunicar a otro de los miembros detenidos, Guillem Xavier Duch, que le charlaba del “día D”.
En una de las conversaciones telefónicas intervenidas, otro de los acusados Jordi Ros se pregunta de momento de acceder a la Cámara catalana. Asimismo señala el sumario que charlan de “neutralizar a los Mossos d’Esquadra”.

data-YouTube-vid>

Mas, conforme el sumario, no era este el único objetivo. En diferentes informes de la Guarda Civil se apunta que la idea era realizar acciones contra torres eléctricas tanto de Catalunya como de la capital española y Zaragoza; mandar bultos bomba a los cuarteles de la Guarda Civil o bien agredir a los Mossos d’Esquadra para “derribarlos, reducirlos y ponerles riendas como esposas”.

En las conversaciones detenidas los miembros de este conjunto sugerían asimismo abrir las bocas de incendios de los bomberos “para crear el caos” o bien llevase cabo una acción en el aeropuerto “con afines peculiaridades a la de Hong Kong”.

Violencia

La Guarda Civil se incauta de materiales y planos con voluntad de atentar

Del sumario asimismo se desprende que para financiar sus actividades contaban con la “hucha antirrepre”. Además de esto, para conseguir material explosivo contaban con empresarios y también industriales, “personas que por tal condición tienen acceso, sin levantar sospechas, a la adquisición de material como la parafina” En una charla entre uno de los detenidos, Jordi Ros y terceras personas en el mes de mayo, la Guarda Civil tuvo conocimiento que pretendía adquirir 200 kilogramos de este material.

data-YouTube-vid>

El sumario asimismo incluye otro rastro en este sentido. Se trata de una hoja tamaño cuartilla intervenida al mismo Ros con distintas anotaciones manuscritas en el que se lee: “Esquema bomba”, seguido de anotaciones y un dibujo en las dos caras. El rastro se consiguió a lo largo del registro en el domicilio de la calle Romeu de Sabadell el 23 de septiembre, el día que fueron detenidos.

El texto cita otra charla de Ros en la que este insinúa a su interlocutora que va a deber irse de “excursión” y que no puede irse “sin mochila”. De este diálogo, la Guarda Civil interpreta que “estaría preparando su posible escapada debido a las actividades ilegales que viene desarrollando” y, conforme la Guarda Civil precisaba dinero para desarrollarlas.

Una pistola, se desconoce si real o simulada, hallada en el registro del domicilio de uno de los CDR

Una pistola, se ignora si real o bien simulada, hallada en el registro del domicilio de uno de los CDR
(La Vanguardia)

Respecto de la financiación de este conjunto, el investigado y mandado a cárcel Ferrán Jolis explicó en su interrogatorio frente a la Guarda Civil el 24 de septiembre tras su arresto que conseguían el dinero de la caja de resistencia, “vendiendo camisetas, pines, etcétera”. Además de esto, señaló que los responsables de la tesorería iban rotando. A nivel territorial se solicita dinero a los locales”.
El juez recluyó a fines de septiembre a 7 miembros del ERT, una organización que conforme los datos del sumario se escinde de los CDR y es considerada más profesional, furtiva y con la pretensión de realizar actuaciones violentas. La Guarda Civil tenía sospechas de que estas actuaciones se iban a desarrollar tras la sentencia del procés, que se hizo pública el 14 de octubre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *