Nueva vuelta de tuerca a la situación de inseguridad de los talleres mecánicos a lo largo del estado de alarma. La Abogacía General del Estado, mediante la subdirección general de Servicios Consultivos, ha emitido un texto en el que estima que pueden abrir, sin público, para prestar servicios de reparación de emergencia para los automóviles.

En el texto, adelantado por el portal especializado Autopos, se explica que «ante la ausencia de una predisposición que aclare si los talleres de reparación de automóviles deben continuar cerrados, este Centro Directivo y, sin perjuicio de la resolución que por último pudiese adoptarse por las autoridades eficientes, comprende que los talleres de reparación de automóviles pueden continuar abiertos».

Los motivos que arguye son los siguientes:

1ª) Pues, desde cierto punto de vista técnico-jurídico los talleres de reparación de vehículos son establecimientos industriales, que desarrollan una actividad industrial y de prestación de servicios. De esta manera se desprende del R. D. 1457/1986, de 10 de enero, por el que se regulan la actividad industrial y la prestación de servicios en los talleres de reparación de automóviles vehículos de sus equipos y componentes, cuyo artículo segundo los define como “aquellos establecimientos industriales en los que se realicen operaciones dirigidas a la restitución de las condiciones normales del estado y de funcionamiento de automóviles vehículos o bien de equipos y componentes de exactamente los mismos, en los que se hayan puesto de manifiesto perturbaciones en tales condiciones con posterioridad al término de su fabricación”. Teniendo presente que las medidas de contención del artículo 10 del R. D. 463/2020 se refieren a la “actividad comercial, equipamientos culturales, establecimientos y actividades recreativos, actividades de hostelería y restauración, y otras adicionales”, no semeja que la actividad industrial desarrollada por los talleres de reparación de automóviles pueda comprenderse limitada por preparado en el artículo 10 del R. D. 463/2020.

Con lo que se refiere a los servicios prestados en estos talleres, tampoco se estima que se vean perjudicados por las restricciones sancionadas en aquel precepto, a salvo de que se trate de la venta al por menor de productos que no consistan en recursos de primera necesidad.

2ª) Pues en la situación de estado de alarma en la que el país se halla existen algunos servicios esenciales que requieren el empleo de automóviles (servicios de urgencias, bomberos, ambulancias, fuerzas y cuerpos de seguridad, vigilancia, entre otros muchos), que ahora más que jamás deben estar en las debidas condiciones de seguridad y mantenimiento, para asegurar la continuidad de semejantes servicios. Por esta razón, es indudable que los talleres de reparación que se encarguen, bien por contrato, bien por otras fórmulas jurídicas, del mantenimiento y reparación de estos automóviles, deben continuar abiertos.

3ª) Pues del mismo modo en esta situación de estado de alarma es imprescindible el mantenimiento del servicio de transporte terrestre a fin de asegurar el suministro de productos y recursos de primera necesidad (sanitarios, alimentarios, higiene, etc), con lo que es también preciso asegurar que los automóviles encargados de tal transporte puedan circular en las debidas condiciones de seguridad y mantenimiento, fin que solamente puede lograrse si hay talleres de reparación de automóviles abiertos.

4ª) Pues, si el artículo siete del R. D. 463/2020 acepta el desplazamiento individual en vehículo para la realización de las actividades que en él se cuentan y el artículo 10, en congruencia con esto, deja la apertura de los establecimientos que provean el comburente a semejantes automóviles, es razonable comprender que los talleres de reparación de esos automóviles pueden continuar abiertos con el fin hacer posible su circulación para esos limitados fines establecidos en el artículo siete del R. D. 463/2020.

En razón de las precedentes consideraciones, se comprende que los talleres de reparación de automóviles van a poder continuar abiertos, aunque no van a poder desarrollar ni actividades de restauración o bien cafetería (para el en caso de que las tuviesen), ni comercio de recursos al por menor que no se consideren esenciales.

En los últimos días, la Policía ha cerrado múltiples talleres que continuaban abiertos en la villa de Madrid, como cuando menos una estación de Inspección Técnica de Vehículos en Valencia. La inspección técnica está suspendida hasta el momento en que se supere la pandemia.

Polémica
En los últimos días se han multiplicado las dudas sobre la situación de los talleres que prestan servicios de urgencia, con ciertas asociaciones sectoriales, como Cetraa y Conepa, estimando que se podía abrir, adoptando medidas excepcionales de producción, y otras como Faconauto y Ganvam desaconsejándolo. En verdad, la actividad de los talleres oficiales ha caído un 95% desde la entrada en vigor del estado de alarma, conforme una investigación efectuado por la asesora MSI en el que se mide el impacto que tiene sobre la red de concesionarios la situación creada por la crisis del coronavirus.

En un comunicado, Renault ha explicado este jueves que su red ha decidido cerrar provisionalmente sus instalaciones por la salud de sus clientes del servicio y empleados, mas ha habilitado unos servicios mínimos de apertura en el área de taller para efectuar reparaciones de urgencia destinados a aquellas personas que, por cuestiones laborales, no tengan limitados sus desplazamientos en estos días. Además de esto, se sostiene el servicio de Renault Asistencia que te ofrece asistencia en carretera (24 horas, 365 días.

Fuente: ABC.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *