El Juzgado de Instrucción número tres de La Laguna está estudiando a 55 personas que traficaban en Gran Canaria, Tenerife, La Palma y Lanzarote. La banda, conforme el Canarias siete, empleaba los muelles pesqueros como procedimiento para introducir la droga, primordialmente coca y quif en grandes cantidades, en las islas. Entre los procesados se halla un Policía Nacional, que presuntamente daba información reservado a los narcotraficantes sobre las investigaciones policiales.

La Aldea de San Nicolás, 623kg de quif
De esta manera, el ocho de agosto de 2017, uno de los investigados salía al mar con un navío llamado ‘Franco’, para realizar la transacción de la droga en alta mar y alijarla en el muelle. Al día después, la embarcación se aproximó a la costa y, al tiempo, un camión frigo desde tierra. En el navío había 4 personas mientras que otras 2 aguardaban en el muelle y, una vez atracaron, comenzaron a desembarcar y también introducir los bultos en el camión. Conforme el auto judicial, una vez se alardeaba que dichos bultos podrían tratarse de droga, la unidad policial procedió a identificar a los presentes.

Al primero que se detuvo fue a uno que se hallaba subiendo las escaleras del muelle procurando anudar un cabo, mientras que el resto fue cayendo poquito a poco a manos policiales. Sin embargo, uno de ellos salió corriendo y, tras una prosecución durante todo el muelle, brincó al agua para ocultarse en una zona de bastante difícil acceso con la que consiguió escapar. La Policía Nacional requisó 22 fardos con más de 620 kilogramos de quif, que en el mercado tiene un valor superior a los 3 millones y medio de euros. Una parte de la mercadería ya había sido introducida en el camión, que tenía la matrícula tapada con toallas.

Las Palmas de Gran Canaria, 110kg de coca
Uno de estos procesados formaba una parte de una organización delincuente dedicada a la introducción de coca proveniente de Sudamérica a través del procedimiento conocido como
“gancho ciego”
. Este sistema, consistente en contar con la ayuda o bien sobornos con obreros de los muelles, funcionaba al investigado, que contaba con la ayuda de estibadores de la Opcsa a fin de que extrajeran la droga del muelle, mas fruto de la investigación del caso precedente, los agentes de la policía advirtieron que uno de los cabecillas recibía información de dónde, de qué manera y en qué momento llegaría la droga.

Más tarde, lograron el dato de que iba a llegar al Puerto de La Luz, en la capital grancanaria, un contenedor con coca oculta entre sacos de azúcar marcados con una “X”. A los poquitos días, se intervino un contenedor proveniente de Santurrones, en Brasil, del que se requisaron 110 kilos de coca con una pureza del 96% que tiene valor, en el mercado ilegal, de unos tres.774.000 millones de euros.

Yaiza, Lanzarote, 28 fardos de 30kg de droga
La publicación de esta investigación coincide con, en el día de ayer, el descubrimiento por la parte de los vecinos de El Golfo, en Lanzarote, de múltiples fardos de droga que llegaron a la isla en una embarcación que embarrancó contra las rocas de la ribera. La zódiac debió zozobrar a lo largo de la noche del sábado dejando los fardos a la deriva.

La Guarda Civil ha asumido la investigación del caso y también notifica que fueron 28 los fardos requisados que fueron encontrados, bien en la ribera, en la embarcación, como flotando en el agua, de los que cada uno de ellos contenía 30 kilogramos de estupefacientes. De momento, no se sabe nada de los ocupantes de la barca y, por lo tanto, no hay detenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *