Injertos capilares, cómo son y para qué hacerlos

Se trata de una técnica que cada vez es más popular entre las personas de entre 30 y 50 años, principalmente hombres, debido a que ayuda a combatir enfermedades como la alopecia y a través de la cual, se puede volver a lucir un buen cabello, fuerte y sano.

La primera vez que se habló de trasplante capilar, fue en el año 1999 en Japón, desde entonces, esta técnica se ha vuelto muy popular y cada vez se realiza con más frecuencia. El injerto capilar es un método que se lleva a cabo para poder recuperar el cabello perdido, algo que sucede a causa de algunas enfermedades como la alopecia. 

Habitualmente, se someten a esta intervención más los hombres, tanto es así, que en todo el mundo se estima que en torno al 60% del sector masculino se decantan por esta operación. No así las mujeres, cuyo porcentaje es menor debido a que la intervención para ellas es más complicada y, en ocasiones, no tan efectiva.

¿Cómo se realiza?

Para llevar a cabo un injerto, el especialista extrae el cabello de una zona que esté más poblada y lo traslada a las partes que presenten calvas. Habitualmente la extracción del pelo se hace de la parte de la nuca, si bien es cierto, dependiendo de las características que presente cada persona, también se puede tomar de otras partes.

Una vez elegidas las zonas en las que se va a trabajar, el experto debe esterilizarlas, sobre todo las partes en las que se va a llevar a cabo la extracción, utilizando para ello anestesia local. Posteriormente, se inicia la intervención pudiendo elegir entre dos métodos, principalmente, el FUE o el FUT.

FUE

Se trata de la Extracción de Unidades Foliculares y es el proceso más rápido y sencillo que hay. Lo que hace el cirujano es eliminar el pelo de la zona posterior de la cabeza para poder extraer los folículos cómodamente. La extracción se lleva a cabo de forma individual. Luego, el especialista hace agujeros en el cuero cabelludo, para poder insertar el cabello anteriormente extraído. Una vez que termina, venda la zona con gasas.

FUT

En este caso se habla de Trasplante de Unidades Foliculares, que se conoce popularmente como la técnica de tiras. Al igual que ocurre en el caso anterior, el especialista extrae el cabello de la zona de la nuca (o parte posterior de la cabeza) y luego, va separando el cuero cabelludo por tiras, utilizando el bisturí. Después hará agujeros en el cuero cabelludo para insertar el cabello, uno a uno, a través de la técnica de punción.

¿Por qué se lleva a cabo este proceso?

Principalmente, las personas deciden someterse a este tipo de intervención para acabar con problemas como la calvicie, utilizando un método seguro, duradero y, sobre todo, eficaz. Hay que decir que la pérdida de cabello se puede dar por diversas causas, desde motivos genéticos, hasta padecer enfermedades más importantes, como por ejemplo el lupus.

Además de estos motivos, también hay que decir que el someterse a un injerto supone una mejora a nivel estético, por lo que la combinación de todas estas cosas hace que los pacientes se decidan a realizar esta operación.

Consejos para el injerto capilar

Es importante tener en cuenta algunas recomendaciones para prepararse adecuadamente para un injerto capilar. De esta forma, los expertos aconsejan que la zona en la que se va a intervenir, se masajee durante 5 minutos al día, previamente a la operación, siendo lo ideal un mes antes.

También se recomienda dejar de fumar alrededor de 7 días antes del comienzo del proceso y por supuesto, someterse a todas las pruebas previas que solicitan los expertos. De igual modo, es importante que se acuda a la operación en ayunas y que la cena de la noche anterior, no sea pesada, evitando tomar alcohol.

Finalmente, también es importante cuidar el cabello durante este tiempo de preparación, utilizando para ello champús que contengan un PH neutro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *