El mes de abril es un periodo señalado en el calendario de todos y cada uno de los impositores españoles, puesto que a lo largo de su primera semana acostumbra a iniciar la campaña de la Hacienda para presentar la declaración de la Renta del año precedente. Este 2021, el plazo para hacerla empieza el día de hoy, día siete de abril. Todas y cada una aquellas personas que tributen en España van a deber dar cuenta de los ingresos anuales percibidos el pasado 2020.

No obstante, si bien el plazo para declarar el IRPF empieza el día de hoy, no es posible hacerlo por las 3 vías habilitadas por Hacienda a partir de ahora. Hay unas datas clave que debemos conocer especialmente si deseamos presentar nuestra declaración por teléfono o bien de forma presencial.

Datas clave
Para presentar la declaración de la Renta debes estar al loro a las próximas fechas:

– Miércoles siete de abril: el día de hoy empieza la campaña de la Renta 2020-2021 con presentación por Internet de las declaraciones del IRPF.

– Martes cuatro de mayo: prácticamente un mes después va a ser posible pedir vez anterior para ser atendido por teléfono.

– Jueves seis de mayo: un par de días después comienza el plazo para presentar la declaración de la rentavía telefónica.

– Jueves 27 de mayo: desde este instante es posible pedir cita para efectuar la declaración de forma presencial con la ayuda de un técnico en ciertas oficinas de la Hacienda.

– Miércoles dos de junio: comienzo de la campaña de la declaración de la renta de forma presencial.

– Viernes 25 de junio: concluye el plazo de las declaraciones con resultado a ingresar con domiciliación.

– Miércoles 30 de junio: fin de la campaña de la renta 2020-2021.

De esta forma, si bien puedas presentar tu declaración el día de hoy mismo usando el portal web de la Hacienda o bien la aplicación móvil de este organismo, deberás aguardar si prefieres realizarla con la ayuda de un técnico, así sea por teléfono o bien de forma presencial.

Quién debe presentar la declaración de la Renta
Si bien la Hacienda asevera que todos y cada uno de los impositores en España deben hacer la declaración del IRPF, sí que exonera a ciertos grupos:

– Quedan exentos de hacer la declaración de la Renta los trabajadores que ingresen menos de 22.000 euros anuales, siempre que estos procedan de un solo pagador.

– Tampoco van a estar obligados a presentar la declaración de la Renta aquellas personas que hayan ingresado más de 14.000 euros anuales si proceden de 2 o bien más pagadores, siempre y cuando hayan cobrado más de 1.500 euros de la segunda o bien siguientes empresas.

¿Y qué sucede con los ERTE?
La pandemia de coronavirus ha perjudicado a un elevado número de trabajadores durante 2020. Por esta razón, fueron muchos los que se vieron perjudicados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo, generalmente conocido como ERTE.

En los ERTES los trabajadores tuvieron 2 pagadores, la compañía para la que trabajaba, y el SEPE.
Además de esto, la prestación que daba el organismo público se daba sin retenciones en la mayor parte de los casos, con lo que Hacienda liquidará diferencias y va a cobrar lo que no se haya retenido en el instante en el que se realice la declaración.

El hecho de tener 2 pagadores diferentes hace que el mínimo por el que un trabajador esté obligado a declarar baje, puesto que si el dinero procede de un pagador quedan exentos de hacer la declaración de la Renta aquellos que hayan ingresado menos de 22.000 euros anuales, al tiempo que si procede de 2 o bien más, ese límite se ubica en los 14.000 euros.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *