Hasta 47 veces menos infecciones que en Android: ¿son los iPhone tan seguros como afirma Apple?


Apple sigue cerrada en banda a abrir sus dispositivos a tiendas de aplicaciones que no sean la oficial de la compañía, la App Store. Así lo ha vuelto a dejar claro en un
documento
en el que apunta que, durante los últimos cuatro años, los dispositivos Android -que sí que permiten la descarga de ‘apps’ desde tiendas distintas a la oficial de Google, la Play Store- han sufrido entre 15 y 47 infecciones de código malicioso más que los iPhone. La empresa de Cupertino se basa en datos compartidos por firmas de ciberseguridad e instituciones públicas.

«Debido a que Android admite la descarga lateral, el ‘malware’ (código malicioso) se ha podido propagar en esa plataforma más fácilmente. Los teléfonos

 inteligentes Android son los dispositivos móviles más comunes objetivos de malware y recientemente han tenido entre 15 y 47 veces más infecciones de software malicioso que el iPhone», señala a este respecto Apple.

El documento llega en un momento en que la App Store está en el punto de mira de los reguladores, tanto en Estados Unidos como en Europa, lo que podría provocar que próximamente la tecnológica se vea forzada a abrir sus dispositivos a tiendas de terceros. Algo que, de acuerdo con Apple, implica numerosos riesgos, incluso cuando esas tiendas de terceros son confiables.

«En los raros casos en los que una aplicación maliciosa o fraudulenta llega a la App Store, Apple puede eliminarla una vez descubre y bloquea cualquiera de sus variantes futuras, deteniendo así su propagación a otros usuarios. Si se admitiera la descarga desde tiendas de aplicaciones de terceros, las aplicaciones maliciosas simplemente migrarían a tiendas de terceros y continuarían infectando los dispositivos de consumo», expresa la tecnológica a este respecto.

Seguro, pero no invulnerable

A pesar de que, sobre el papel, Apple prima la seguridad del usuario -y las
comisiones de entre el 15 y el 30% que cobra a los desarrolladores- sobre la variedad de aplicaciones, eso no implica que los iPhone estén libres de riesgo de sufrir una infección. Por mucho que la compañía tenga a 500 personas analizando las 100.000 ‘apps’ y actualizaciones que se suben cada semana a su tienda.

El propio director ejecutivo de Apple, Tim Cook, afirmó durante el
juicio que enfrentó a los de Cupertino con Epic que la empresa no detecta todas las amenazas en App Store. «(El sistema) no es perfecto. Verá que se están cometiendo errores», expresó el directivo que, después, apostilló que «con aproximadamente 1’8 millones de aplicaciones en la tienda» considera que «hacemos un muy buen trabajo».

Hervé Lambert, jefe de operaciones globales de la empresa de ciberseguridad Panda Security, destaca en conversación con ABC que los dispositivos con sistema operativo Android son mucho más empleados a nivel global que los de Apple.
De acuerdo con Statista
, el 73% de los usuarios emplean el sistema operativo de Google. Esto provoca que los cibercriminales se centren más en atacar en Android. «Tiene mucho más uso. Ese es el primer motivo para que, evidentemente, los cibercriminales puedan preferir esta plataforma, porque el retorno puede ser mayor a nivel económico», señala Lambert.

Más allá de esto, el experto destaca que el ‘
phishing’ – que es cuando el ciberdelincuente se hace pasar por un tercero para robar datos a la víctima- es un problema para todos los dispositivos, también para los facturados por Apple. «En estos casos lo que hace el cibercriminal es estafar a la gente y no creo que Apple lo tenga en cuenta cuando habla de ‘malware’, evidentemente. Quizás haya menos ‘malware’ en dispositivos de Apple, lo que no tengo tan claro es que sus dispositivos reciban menos ataques de ‘phishing’».

Las vulnerabilidades

Por su parte, el analista de la empresa de ciberseguridad Kaspersky Marc Rivero apunta a este periódico que el hecho de que Apple no permita la descarga de aplicaciones desde otros sitios que no sean la App Store «limita mucho la exposición». Sin embargo, recuerda que
las vulnerabilidades, los fallos en el software que permiten llevar a cabo un ‘hackeo’, afectan a todos los dispositivos con conexión a Internet. Y los iPhone no son una excepción.

Hace menos de un mes la empresa de seguridad Citizen Lab comunicó que la firma israelí NSO Group -que ofrece software espía a gobiernos y agencias de inteligencia- l
levaba explotando desde febrero una vulnerabilidad que permitía ‘hackear’ dispositivos de Apple. La tecnológica se vio obligada a lanzar de urgencia una actualización de su sistema operativo. «Obviamente, los usuarios de Apple no están completamente seguros. Por el lado de las aplicaciones la superficie de ataque es menor, porque sus dispositivos no están abiertos a otras tiendas, pero eso no quiere decir que sean invulnerables a ataques tradicionales, como podría ser uno de ‘phishing’», explica Rivero.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *