Lewis Hamilton volvió a ganar una nueva carrera esta temporada y dio otro paso cara el título. Son ya 6 triunfos este año en una nueva exhibición de Mercedes en un Gran Premio marcado por los accidentes, sobre todo el segundo de ellos cuando el vehículo de seguridad informó tarde de su marcha. El británico, que tuvo un mal comienzo de prueba, con una mala salida, rectificó su fallo con la nueva salida tras a bandera roja. Se puso primero y, como es habitual, sacó el codo sobre su monoplaza y solo le faltó encenderse un pitillo mientras que se dirigía a un nuevo triunfo. Mas una nueva bandera roja puso el casillero a cero. Salida en la que Hamilton sostuvo la primera situación sin dejarse asombrar, algo que no pudo hacer Bottas, superado por Ricciardo. Le duró poco la alegría al conduzco de Renault, que fue superado a las pocas curvas por el finés. La fotografía del pódium, con los 2 Mercedes y Verstappen, varió esta vez tras el accidente del holandés, que se quedó fuera sin llegar a llenar el primer giro. Su puesto en la tercera plaza lo ocupó Alexander Albon. Consiguió el conduzco de Red Bull el primer cajón de su vida.

Ya advertían todos y cada uno de los pilotos que Mugello era un circuito estrecho con contrariedades para adelantar y 2 curvas duro la calma tras una genial salida de Valtteri Bottas, que adelantó a Hamilton, y una pésima de Max Verstappen, que se quedó sin potencia y vio como media parrilla le adelantaba. La desgracia del holandés se prologó cuando se tocó con Pierre Gasly y los dos pilotos se quedaron encallados en la grada. El ganador de la última carrera no pudo eludir al Red Bull del holandés y le embistió con su Alpha Tauri. Frustración de Verstappen estampando el volante de su monoplaza. Algo mejor le fue a Carlos Sainz, que unos metros después trompeó y quedó en última situación, si bien Vettel, que no pudo sortearle, debió pasar por boxes para mudar su morro. Bandera amarilla con Bottas, Hamilton y Leclerc en primera situación, Sainz 15 y Vettel cerrando la capacitación.

En el sexto giro apagó las luces el vehículo de seguridad. Mas lo hizo muy tarde y lo aprovechó Bottas, que no podía ser atacado hasta pasar por la línea de meta. Ralentizó la carrera y se provocó el caos pues absolutamente nadie podía adelantar, algo que los pilotos de atrás no aguardaban cuando iban con el pie a fondo. Frenó Magnussen y los de atrás de lo tragaron. Ni medio quilómetros duró la nueva carrera antes que se generara un accidente tumultuario que terminó con bandera roja y 4 pilotos fuera. Entre ellos Carlos Sainz, que salió de su monoplaza doliéndose de la mano. Latifi, Magnussen y Giovaninazzi asimismo llenaron la recta de fibra de carbono. 7 vueltas, 7 abandonos (Ocon tampoco salió) y ni una vuelta completa de Gran Premio. Enfado monumental de los pilotos con el vehículo de seguridad y guerra abierta entre los pilotos y la FIA, que solicitarán explicaciones. Un vehículo de seguridad debe resguardar a los pilotos, jamás producir más riesgo.

«Es una situación peligrosísima y me ha recordado una cosa que pasó el año pasado cuando vas a 250 quilómetros por hora. No deberían pasar estas cosas. He sufrido un golpe en la mano mas estoy bien. Lo que está claro es que creíamos que por la mitad trasera de la parrilla se había lanzado la carrera mas hemos debido frenar todos y ha habido un efecto dominó. Yo venía de los último cogiendo el rebufo y en el momento en que me he encontrado a todos de frente ha sido una sensación que no se la deseo a absolutamente nadie pues es a una velocidad altísima y peligrosísima. Van a deber haber conversaciones sobre esta situación que ha pasado», explicó Carlos Sainz antes que se relanzase la carrera, lamentando la nueva normativa que provocó el accidente. Tras el parón, Hamilton rectificó su fallo y fue capaz de adelantar a Bottas en la nueva salida. Los des Mercedes se lanzaron a por un nuevo doblete. La única duda parecía residir en quién conseguiría la tercera plaza. A falta de 15 vueltas se estrelló Stroll y provocó un nuevo vehículo de seguridad que, en vez de frenar a Hamilton, retuvo a Bottas. Nuevo fallo del safety car que perjudico meridianamente al finés y dejó el cambio de gomas del británico, que sostuvo la primera plaza. Decidió el directivo de carrera que debía enseñar la bandera roja y provocó una nueva resalida, que le devolvía la ocasión a Bottas. Mas Hamilton no se dejo asombrar y sostuvo la primera plaza, hasta el final.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *