Hasta 2 nuevas especies de tiburones sierra han sido hallados en el Océano Índico occidental. Llamados
Pliotrema kajae
y
Pliotrema annae
, son llamados de forma coloquial Kaja y Anna por sus descubridores, y se aúnan a la otra única especie hallada hasta la data, el
P. warreni
. Estos 2 ejemplares, cuya peculiaridad es que cuentan con 5 branquias -no 6, como el resto de su familia- fueron descubiertos a lo largo de una investigación que se centraba en las pesquerías a pequeña escala que operan en las costas de Madagascar y Zanzíbar.

La gaceta «PLOS ONE· termina de publicar el estudio, que destaca lo poco que todavía sabemos sobre la vida en el océano y el impacto que tenemos en él. El creador primordial, Simon Weigmann, con sede en el Laboratorio de Investigación Elasmobranch, en Hamburgo, explica: «Fue verdaderamente apasionante hallar no una, sino más bien 2 nuevas especies. ¡Eso fue sencillamente pasmoso!».

Los pristioforiformes son un orden de elasmobranquios selacimorfos conocidos de forma coloquial como tiburones sierra. Solo contiene una familia,
Pristiophoridae
, y 2 géneros,
Pristiophorus
y
Pliotrema
, con un total de diez especies, si sumamos las 2 descubiertas. Estos tiburones cuentan con un semblante dentado y alargado en forma de serrucho, que emplean para remover el fondo limoso o bien arenisco buscando pequeños peces, gambas y crustáceos, a los que confunden y cortan con bruscos movimientos de su pico. Pueden lograr hasta el metro y medio de longitud, tienen dos largos bigotes y 2 pequeñas aletas dorsales. Los dientes de la sierra alternan entre grandes y pequeños.

Los pristiophoriformes son así como los hexanquiformes los únicos tiburones que cuentan con seis branquias, salvo estas 2 nuevas especies encontradas, que contarían con cinco a cada lado. No deben confundirse con los peces sierra, que son mayores y no tienen bigotes, entre otras muchas peculiaridades.

Un enorme vacío de conocimiento
Weigmann explica que hay un gran vacío en lo que se refiere al conocimiento de esta familia en Océano Índico, mas que además de esto la vida de las distintas especies corre riesgo de no ser descubierta nunca (o bien por lo menos, con vida) pues la pesca está afectando a la zona. «Esta suposición, conjuntada con el rango limitado y la aparente extrañeza de las dos especies nuevas, plantea la preocupación de que sean frágiles a la sobrepesca -puesto que están muy cotizados- y que puedan estar en constante declive», asevera el biólogo marino.

Y esto podría ser particularmente preocupante para el tiburón sierra Anna, puesto que es mucho más infrecuente de divisar en aguas poco profundas, puesto que la mayor parte de los avistamientos se han efectuado a profundidades desde 20 o bien 35 metros.

Aparte de las halladas por los pescadores, Ruth Leeney recogió 2 muestras de P.kajae en el Museo de Historia Natural de la ciudad de Londres y se hallaron considerablemente más especímenes de esta nueva especie en diferentes compilaciones del museo. Por otra parte, 2 especímenes de P.annae fueron hallados por Ellen Barrowclift, Andrew Temple y Per Berggren, de la Universidad de Newcastle (R. Unido), como por Narriman Jiddawi, del Instituto de Investigación Pesquera de Zanzíbar.

«El año pasado, nuestro equipo resaltó el subregistro masivo de tiburones y rayas capturados en el sudoeste del Océano Índico y la urgente necesidad de expandir los sacrificios a nivel del mundo para valorar el impacto de estas pesquerías en las especies vulnerables», añade Temple. «El descubrimiento fortalece lo esencial que es el Océano Índico occidental en concepto de biodiversidad de tiburones y rayas, mas asimismo cuánto todavía no sabemos».

Berggren, coautor del artículo y líder del laboratorio Marine MEGAfauna de Newcastle, agrega: «Este proyecto asimismo es un testimonio del valor de los científicos que trabajan con las comunidades locales. Sin la ayuda de los pescadores, no hubiésemos descubierto estos animales. Su conocimiento de su ambiente no tiene paralelo y nuestra misión es asistirlos a conservar los animales marinos y los ecosistemas. confiar para sobrevivir».

Fuente: ABC.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *