A pocas horas de que empiece el espectáculo en el Wanda Metropolitano en la final de la Champions League entre el Liverpool y el Tottenham, la ocupación hotelera en la villa de Madrid ya roza el 95% y el costo del poco alojamiento que queda alcanza cotas difícilmente asumibles. Lo único seguro del partido de esta noche es que una hinchada va a ganar y también va a ir a festejarlo, y otra va a perder y no va a tener muchas ganas de celebración. Ciertos perdedores van a poder gozar de las comodidades de un hotel, mas muchos otros no van a tener tanta suerte. Frente a la alta ocupación hotelera de este fin de semana en la capital, los vecinos empezaron a poner anuncios de alquiler de habitaciones o bien, aun, de jergones hinchables en el salón para quienes asistan a la final. Esta situación ha hecho saltar las alarmas de la Hacienda, que ha puesto la lupa en el fraude que pueden cometer estos impositores si no declaran todo el ingreso percibido por el alquiler en la declaración de la Renta. Este “chollo” tiene una doble cara. Deja que ciertas familias puedan contar con un ingreso extra de cara al verano, mas la mayor parte de la población considera que no es preciso rendir cuentas a Hacienda por este género de negocios, en tanto que es algo ocasional, conforme señala la compañía de servicios jurídicos Legálitas. Sin embargo, la realidad es que en el caso de no hacerlo, se encaran a un recargo que fluctúa entre un 50% y un 150% de la cantidad no declarada. Concretamente, las ventajas deben tributar como rendimientos del capital inmobiliario que van a ir a la base general, con lo que pueden hacer que aumente el tipo impositivo. Además de esto, hay que tener precaución con anunciar este género de alquileres por medio de plataformas en la red de redes, en tanto que la Hacienda las tiene controladas y es bastante difícil que no las advierta. Asimismo se ven anuncios donde se oferta una plaza de parking en la vía pública cerca del estadio. Esto es, el anunciante aparca su turismo el día precedente y después arrienda esa plaza. Esta práctica es más frecuente, en tanto que cada un par de semanas el distrito se colapsa por los partidos del Atlético de la villa de Madrid, mas es absolutamente ilegal y quien la realice se encara a un posible delito de estafa. En un caso así, solo podría cobrar por el parking el Municipio de la capital, tras la pertinente regulación por ordenanza municipal. Por otra parte, si lo que se pretende arrendar es una plaza de garaje privada, habría que tener en consideración la normativa fiscal y declarar el posible importe recibido en el impuesto sobre la renta o bien en el de sobre el Impuesto sobre el Valor Añadido. La alternativa: los cámpines Se prevé la llegada de unos 70.000 llenes ingleses, que se van a dejar por el camino alrededor de 125 millones de euros entre entradas, nutrición, bebida, fiestas y otras actividades recreativas que se extenderán a lo largo de toda la semana. El importe medio de una habitación para este 1 de junio es de 300 euros, mas la opción alternativa del alquiler tampoco resulta muy económica: el costo de ciertas residencias en las proximidades del estadio alcanza los siete.000 euros. Por ende, la solución a la burbuja de la Champions es el campin. Cerca de cinco.000 apasionados ser alojarán en ellos, conforme la asociación Cámpines de la villa de Madrid. En función de su cercanía a la capital, estos lugares pueden llegar a tener porcentajes de ocupación superiores al 80%, “algo totalmente inaudito en estas fechas”, conforme señala la asociación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *