No acaba de aclararse el futuro de los viajes del Imserso. Hace apenas unas semanas, Hacienda debió intervenir para desbloquear las licitaciones, tras desechar el recurso interpuesto por la patronal de los hoteleros, que denunciaba la nula rentabilidad de los contratos. Ahora la patronal hotelera Cehat ha advertido de los peligros de un nuevo retraso en el programa de turismo social si entran en juego nuevos requisitos o bien si algún licitador recurriese el programa, lo que provocaría que la nueva campaña no pudiese entrar en vigor hasta enero de 2020, “algo que sería desastroso para todos, el Ministerio, los usuarios y nosotros”. Tras sostener una asamblea con la ministra Turismo en funciones, Reyes Maroto, esta se ha comprometido a crear un conjunto de trabajo, desde el próximo mes de septiembre, para trabajar en las bases de un nuevo diseño del programa. Este podría ponerse en marcha tras la finalización del periodo inicial de un par de años sin ejecutar la prórroga, con lo que el nuevo diseño habría de estar listo para el otoño de 2020. Los representantes de los hoteleros recordaron a Maroto que los 360 establecimientos son el primordial componente del programa y que por, este motivo, comprender que les debe corresponder a ellos, en sus competencias, la defensa de los intereses de las compañías turísticas frente a los organismos públicos.El presidente de Cehat, Juan Molas, ha lamentado que a lo largo de los últimos años los responsables del Imserso hayan «menospreciado» a los hoteleros sin tomar en consideración «ninguna actualización, modernización, flexibilidad o bien innovación de los requerimientos planteados desde el campo», llegando aun a «suprimir buenas prácticas como era la distinción de temporadas (alta/baja)» que, a su juicio, favorecía con costes más económicos a los pensionistas con recursos más limitados. En esta línea, los hoteleros han traslado a Maroto que el presente diseño del programa les fuerza a “trabajar a pérdidas”, con lo que están valorando interponer otro recurso contencioso-administrativo frente a la Audiencia Nacional tras la resolución del Tribunal Administrativo Central de Recursos Establecidos, que dictó en contra suya. La licitación de los viajes se adjudicará en este mes y pujarán 3 empresas: Mundiplan (UTE formada por Iberia, Alsa y también IAG7), Mundosenior (la UTE formada por Halcón Viajes (Globalia) y Avoris (Barceló) y Traveltino 2009 (Logitravel). Por este motivo, Molas ha señalado que “no hay tiempo que perder” por los responsables del Imserso, que fueron los que se ocuparon de la redacción de los nuevos pliegos del programa. “Es el pliego que después se ha publicado y el que después se marcha a adjudicar, con un esencial peligro de retraso si entran en juego los recursos de los que no resulten adjudicatarios. Si algún licitador recurriese, podríamos toparnos que el programa no entre en vigor hasta enero 2020, lo que sería desastroso en lo económico, en lo social y en la imagen de solvencia administrativa”, ha señalado Molas. Desde la Dirección General del Imserso han asegurado que los viajes se efectuarán en las datas previstas y que empezarán en la primera quincena de octubre. El valor del contrato supera los 1.142 millones de euros y va a contar con 900.000 plazas agrupadas en 3 lotes (costa peninsular, costa insular y turismo de interior). El coste en función de los destinos, entre un mínimo de 23 euros por estancia y un máximo de 42 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *