El Gobierno anunció el día de ayer que Pedro Sánchez haría público su Gabinete, tras informar al Rey, el domingo próximo, mas a pesar de ello prosigue el goteo muy frecuente de los nombres que sostendrán o bien van a perder sus carteras. Entre las bajas se hallan 2 bastante destacables, las de las ministras de Justicia, Dolores Delgado, y Trabajo, Magdalena Valerio, del precedente Ejecutivo. A Delgado se la daba por amortizada tras los audios del ex- comisario Villarejo y por su mala administración en la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE sobre Oriol Junqueras. La titular de Justicia adelantó que sería equívoca y por último fue concluyentes sobre su inmunidad. En Moncloa no han desvelado quién la va a suceder.A las salidas de Delgado y Valerio hay que incorporar las de María Luisa Carcedo (Sanidad) y José Guirao (Cultura).Se crea el nuevo Ministerio de Seguridad Social, cuya dirección va a ser asumida por José Luis Escrivá, el que fuera presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF), nombrado por el Partido Popular.Sí proseguirán al frente de sus respectivos ministerios en el nuevo Ejecutivo el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; la ministra de Industria, Reyes Maroto; el de Agricultura, Luis Planas; el de Promuevo, José Luis Ábalos, y la de Defensa, Margarita Robles. Marlaska fue uno de los fichajes estrella tras la petición de censura, su perfil independiente como vocal del Consejo General del Poder Judicial le hizo aceptar la cartera de Interior, en la que ha debido administrar -como jalón más relevante- los altercados en las calles de Cataluña tras la sentencia del “procés”. Por su lado, Maroto, que era miembro del Congreso de los Diputados del Partido Socialista en la Reunión de la capital española, ha tenido cierta polémica en su administración por el tema de los automóviles diésel. Ábalos, que es un puntal para Sánchez tanto en el partido como en el Gobierno y que tenía asegurada su continuidad desde hace unos meses por el propio presidente, se sostendrá en las atribuciones de Promuevo, si bien la cartera va a pasar a llamarse Transporte, Movilidad y Agenda Urbana.En el caso de Defensa, Sánchez ha decidido sostener a Robles, tal como ha adelantado Ep y han confirmado a este periódico fuentes del Ministerio. La ministra, que en el año y medio que ha estado al frente del Departamento ha dado un empujón económico a los programas de armamento, se encara en este nuevo orden a desafíos como la renovación de la bóveda militar, la dirección del CNI o bien la apertura a concurso público del prioritario blindado 8X8.También se crea el Ministerio de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, tras desgajarse Trabajo para Podemos. Esta última y la de Exteriores van a tener un “enfoque con clara vocación económica”, conforme Moncloa. La cartera de Exteriores era una de las que quedaban vacantes tras la marcha de Josep Borrell a Bruselas para aceptar la Alta Representación de Política Exterior de la Unión. La responsable de sucederle en el Ejecutivo va a ser la jurista Arancha González Laya.A estos nombres hay que incorporar las confirmaciones que se conocieron el día de ayer y que son las de Carmen Pelado, ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática; Pablo Iglesias, Derechos Sociales y Agenda 2030; Nadia Calviño, Economía y Transformación Digital; Teresa Ribera, Transición Ecológica y Reto Demográfico; Isabel Celaá, ministra de Educación y Capacitación Profesional y Pedro Duque, Ciencia. Además, Moncloa hizo oficial el resto de nombramientos de los ministros de Unidas Podemos: Irene Montero, en Igualdad; Yolanda Díaz, Trabajo; Manuel Castells, Universidades y Alberto Garzón, Consumo.

Fuente: larazon.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *