Circular a bordo del nuevo Mercedes-Benz GLC 200 Coupé significa transformarse en el protagonista. Un estrellato que se incrementa en los trazados urbanos, donde os viandantes se paran y se viran a mirar al verlo pasar. A ello ayuda las líneas deportivas propias de los acabados coupé, que transforman a este SUV del segmento C en un vehículo más próximo a una berlina que a un todocamino al empleo.

GALERÍA
La
gama de motores
del GLC Coupé es completísima. Está compuesta por 2 propulsores de gasolina (GLC 200, de 197 CV, y GLC 300, de 258 CV) y 3 diésel (GLC 200 d, de 163 CV; 220 d, de 194 CV; y 300 d, de 245 CV), todos ellos de 4 tubos y dos con cero litros de cilindrada.

Hemos probado la versión de gasolina GLC 200 de 197 CV, potencia que es más que suficiente para desplazar este vehículo de manera ágil en todo género de carreteras, desde las más veloces -autovías y autopistas- a las más lentas -caminos de tierra y arena-, como pudimos revisar en un recorrido de cerca de 800 quilómetros entre la capital de España y Santander. Un comportamiento estupendo al que ayuda el selector de modos de conducción, con 5 programas distintos: Comfort, Eco, Sport, Sport+ y también Individual. Jugando con estas opciones de conducción se puede sacar todo el desempeño al turismo, conforme las necesidades de cada instante.

El GLC 200 Coupé luce en el parabrisas la etiqueta ECO de la DGT merced a la microhibridación que consigue merced a un pequeño motor eléctrico de 13,6 CV que trabaja como motor de arranque y como generador. En instantes puntuales asimismo puede acudir al motor de combustión, mas no está concebido para impulsar el vehículo por sí mismo como sí lo hace un sistema híbrido usual. El cambio automático tiene unas transiciones suavísimas, con 9 marchas, que deja optimar al límite las transiciones sin elevadas revoluciones.

En el salpicadero resaltan sus 2 pantallas: una de 12,3 pulgadas para la instrumentación y otra en el centro de 10,25 pulgadas para supervisar las diferentes funciones del sistema multimedia. Este último es el llamado MBUX que estrenó el nuevo Clase A y se puede manejar de 5 modos distintos: a través de toques en la pantalla pertinente, a través de comandos de voz, a través de una superficie táctil que hay entre los 2 asientos delanteros, a través de una serie de botones y superficies táctiles que hay en el volante o bien a través de ademanes.

Ciertos sistemas de seguridad que asisten, y mucho, a la conducción del GLC Coupé son el programador de velocidad activo, que es capaz de ajustar la marcha automáticamente al llegar a una retención; y el asistente de dirección activo «tiene capacidad para dirigir el turismo cara el lateral del carril y de este modo crear un corredor de rescate». Asimismo es novedad un asistente de parking automático y un sistema de advertencia al salir del vehículo que emite señales acústicas y visuales si el conductor o bien los ocupantes abren una puerta cuando se acerca otro vehículo o bien un corredor.

Ficha técnica
– MOTOR: gasolina de 197 CV

– MEDIDAS (largo / ancho / alto, en metros): cuatro,742 / 1,89 / uno con seis

– MALETERO: 500 litros

– VELOCIDAD MÁXIMA: 216 km/h

– ACELERACIÓN: ocho segundos de 0 a 100 km/h

– CONSUMO: desde ocho,2 litros a los 100 km

– PRECIO: desde 57.250 euros

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *