Google está financiando desde 2015 nuevos ensayos científicos sobre la discutida fusión fría, una fuente de energía nuclear limpia teorizada en 1989 mas con grandes retos prácticos, notifica Portaltic/EP. Científicos de la Universidad de Columbia Británica (UBC), el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), la Universidad de Maryland y el Lawrence Berkeley National Laboratory participan en este proyecto de investigación, cuya existencia y progresos han sido revelados ahora por la gaceta ‘Nature’. El conjunto, que incluye a unos 30 estudiantes graduados, estudiosos postdoctorales y científicos de plantilla, todavía no ha encontrado ninguna patentiza del fenómeno, mas sí nuevas ideas esenciales sobre las interactúes metal-hidrógeno que podrían impactar las reacciones nucleares de baja energía. El equipo prosigue encantado con la investigación de esta área de la ciencia y espera que su viaje en curso inspire a otros miembros de la comunidad científica a aportar datos a este campo intrigante. «Necesitamos una tecnología energética esencialmente nueva que se pueda escalar en el trascurso de una vida humana», afirma el químico de UBC (Universidad de British Columbia) Curtis Berlinguette, estudioso primordial del estudio. «Este programa nos dio un ambiente seguro a largo plazo; dado el profundo impacto que esto podría tener en la sociedad, deberíamos continuar abiertos a él aun si hay una probabilidad ignota de éxito». Operando como un «grupo de pares» con un riguroso proceso de revisión interna, el equipo empezó examinando las aseveraciones precedentes sobre fusión fría, que no se han perseguido en la investigación académica general a lo largo de los últimos 30 años. Si se pudiese efectuar una fusión en frío, el calor liberado por este proceso podría ofrecer una alternativa atrayente para descarbonizar el sistema energético global. «Si algún proyecto de investigación alguna vez cumpliese con la definición de alto peligro y alta recompensa, esta sería la única», afirma Yet-Ming Chiang, estudioso primordial y maestro de ciencia de materiales y también ingeniería de Kyocera en el MIT. «La electroquímica puede crear estados interesantes de la materia. Si esos estados de la materia nos asisten en la busca de nuevas fuentes de energía limpia, tanto mejor». El ahínco de cooperación ha producido 9 publicaciones revisadas por pares y 3 publicaciones de arXiv. El equipo prosigue buscando un experimento de referencia reproducible para la fusión en frío. La declaración de 1989 de «fusión fría» se anunció en público como el futuro de la generación de energía limpia. Es el nombre genérico dado a cualquier reacción nuclear de fusión producida a temperaturas y presiones próximas a las condiciones entorno ordinarias, inferiores a las precisas generalmente para la producción de reacciones termonucleares (millones de grados Centígrados), usando equipamiento de parcialmente bajo costo y un reducido consumo eléctrico para producirla. No obstante, fallos siguientes para reproducir el efecto aumentaron el escepticismo en la comunidad académica, y ciertamente llevaron a la descalificación de la materia para una investigación siguiente. Motivados por la posibilidad de que tal juicio pudiese haber sido prematuro, los impulsores del nuevo proyecto pretende reevaluar la fusión fría con un nivel alto de rigor científico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *