Francisco aprueba la beatificación de Juan Pablo I, «el Papa de la sonrisa»


El Papa Francisco ha aprobado este miércoles la elevación a los altares de Albino Luciani (1912-1978), quien tomó el nombre de sus dos grandes predecesores -Juan XXIII y Pablo VI– cuando fue elegido el 26 de agosto de 1978, en un cónclave que duró solo un día. El lugar y fecha de la ceremonia de beatificación será fijada y anunciada en breve.

El pontificado de Juan Pablo I, que aceptó el mandato a pesar de una dolencia cardíaca,
duró solo 33 días que trajeron una oleada de optimismo y abrieron la puerta a la elección de Juan Pablo II, el primer Papa no italiano en casi medio milenio.

La «luz verde» del Santo Padre a la beatificación del «Papa de la sonrisa» ha consistido en el reconocimiento del carácter milagroso de la curación repentina y médicamente inexplicable -el 23 de julio de 2011 en Buenos Aires- de una niña de doce años a punto de morir por «grave encefalopatía inflamatoria aguda», crisis epilépticas diarias y ‘shock’ séptico por una infección broncopulmonar.

El hijo de un modesto trabajador véneto, antiguo emigrante en Suiza, fue ordenado sacerdote a los 22 años. Más adelante, cuando san Juan XXIII le nombró obispo,
Luciani no escogió para su escudo una frase sino una simple palabra latina: «Humilitas».

Pasados los años, San Pablo VI lo nombraría patriarca de Venecia en 1969 y cardenal en 1973, pero Albino Luciani nunca perdió la alegría ni la sencillez.

Siguió siendo una persona afectuosa, preocupado por las personas pobres de su diócesis, y excelente comunicador como se nota en su libro ‘Ilustrísimos’, una colección de cartas escritas por él a grandes personajes del pasado.

Ya como Papa, Juan Pablo I abandonó el uso del plural mayestático «nos» en los discursos y documentos oficiales, y comenzó a pronunciar sus catequesis semanales sin texto escrito, de modo sencillo y coloquial.

El Vaticano empezaba a adquirir un aire más casero y familiar, en una línea que seguirían sus sucesores, Juan Pablo II y Francisco.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *