Las versiones híbridas tienen todas y cada una de las papeletas para transformarse en las de mayor «tirón» en la comercialización del nuevo modelo Puma de Ford, mas la marca no está presta a abandonar a ningún nicho, para lo que ha anunciado opciones auxiliares de motorización y equipamiento, ofertando la línea más completa hasta la data para el crossover sólido de inspiración SUV.

Por vez primera, los clientes del servicio pueden ahora seleccionar modelos Puma pertrechados con el motor diésel EcoBlue de 120 CV y quince litros de Ford, con una nueva transmisión automática de doble embrague de 7 velocidades.

Ford ha invertido más o menos 200 millones de euros en sus instalaciones de fabricación de nueva generación en Craiova (Rumania) para respaldar la producción del Puma, con lo que la inversión total de Ford en Craiova asciende a prácticamente 1.500 millones de euros desde 2008.

El nuevo motor diésel EcoBlue de uno con cinco litros y 120 CV del Puma ofrece una alternativa contundente para conductores que efectúan una alta cantidad de quilómetros, con emisiones de CO2 de 99 g/km y una eficacia de comburente de tres con ocho l/100 km NEDC (de 118 g/km y cuatro con cinco l/100 km WLTP) con una transmisión manual de 6 velocidades.

La nueva opción de transmisión automática de 7 velocidades para el motor gasolina EcoBoost uno con cero litros y 125 CV ofrece unas emisiones de CO2 de 110 g/km y una eficacia de comburente de cuatro con nueve l/100 km NEDC (desde 137 g/km y seis con cero l/100 km WLTP). El mayor número de relaciones de cambio de la transmisión avanzada, su diseño de bajo peso y su sistema de doble embrague contribuyen a optimar la eficacia de comburente y la activa de conducción.

Desde finales del año pasado, los usuarios de Puma fueron de los primeros en beneficiarse de la tecnología mild hybrid de 48 voltios de Ford que mejora la eficacia de comburente de los motores de gasolina. Los motores híbridos Puma EcoBoost están libres con 2 opciones de potencia, en combinación con transmisiones manuales de 6 velocidades:

EcoBoost Hybrid uno con cero litros y 125 CV que da unas emisiones de CO2 de 97 g/km y una eficacia de comburente de cuatro con tres l/100 km NEDC (de 126 g/km y cinco con cinco l/100 km WLTP)

EcoBoost Hybrid 155 uno con cero litros con 155 CV que da 99 g/km de emisiones de CO2 y cuatro con cuatro l/100 km de eficacia de comburente NEDC (de 126 g/km y cinco con cinco l/100 km WLTP).

El EcoBoost uno con cero litros manual de 6 velocidades y 125 CV cuenta con 103 g/km de emisiones de CO2 y cuatro con cinco l/100 km de eficacia de comburente NEDC (131 g/km y cinco con siete l/100 km WLTP), y el EcoBoost uno con cero litros de 95CV y emisiones de CO2 de 102 g/km y cuatro con cinco l/100 km de eficacia de comburente NEDC (de cinco con siete l/100 km y 129 g/km WLTP).

Todas y cada una de las versiones de Puma, Titanium, ST Line y ST-Line X, incorporan de serie tecnologías renovadoras, como el sistema de Información de Peligros Locales de Ford y la polivalente solución de almacenaje Ford MegaBox, capaz de cobijar objetos inestables de hasta 115 cm de altura más o menos, como plantas de interior o bien palos de golf, en situación vertical.

A inicios de este mes, Ford anunció que un nuevo modelo Ford Performance Puma ST se incorporará a la gama Puma a fines de este año.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *