En verano los desplazamientos en vehículo se disparan. La Dirección General de Tráfico (DGT) prevé que este año se generen más de 90 millones de recorridos. Una situación que al lado de las condiciones climáticas acentúa el peligro a padecer más averías. La mejor previsión es pasar por el taller, y someternos a una revisión ya antes de comenzar un enorme viaje en vehículo.
Conforme Mapfre, el 53% de los partes que los clientes del servicio dan a su compañía aseguradora de vehículos a lo largo de los meses de entre junio y septiembre está vinculados con averías relacionadas con la batería del vehículo, así sea por estar descargada o bien que haya que mudarla.

La Dirección General de Tráfico (DGT) prevé que este verano se generen más de 90 millones de recorridos
(Marc Arias)

En este sentido, la batería es un elemento imprescindible que se acostumbra a desatender pese a que se ve sometida a una enorme demanda en la calurosa temporada de verano. El empleo incesante del vehículo a lo largo de esta temporada del año y el peligro a sobrecalentarse, son los primordiales motivos de avería que padece este componente.

Por otro lado, resalta que el 45% de las asistencias por accidente se concentra entre junio y septiembre, y del total de las averías que se generan a lo largo de este periodo, el 26% está ocasionado por percances en el motor y el ocho con cuatro% por fallos en la instalación eléctrica del vehículo. Las averías en los sistemas de transmisión y de nutrición suponen el tres con ocho% y el dos con nueve%, respectivamente, y los pinchazos y pinchazos o bien latrocinios representan solo el dos con tres% del total de llamadas al seguro, conforme Mapfre.
Lo más frecuente es que apreciemos una avería con la batería cuando así sea hora de reemplazarla (esto es, cuando ya no podamos arrancar el vehículo), mas hay formas de asegurar un mantenimiento optimo, como por servirnos de un ejemplo, puedes desconectar la batería si no vas a emplear tu vehículo en un largo periodo de tiempo, en tanto que la temperatura exterior influye en su desempeño. Revisar el estado de la batería del vehículo regularmente en nuestro taller de confianza asimismo podría evitarnos sorpresas desapacibles en verano. Singularmente, en esos periodos de operación de salida y retorno, que implican el incremento de los desplazamientos de automóviles y de percances.

Una puesta a punto, además de mejorar la seguridad en las carreteras, reduce el riesgo de avería

Una puesta a punto, aparte de prosperar la seguridad en las carreteras, reduce el peligro de avería
(Shutterstock)

Si vas a efectuar un viaje en vehículo este verano es esencial que tengas presente una serie de elementos que pueden afectar a tus vacaciones y a la seguridad de los usuarios en carretera.

Los líquidos

Existen muchos líquidos que hidratan nuestro vehículo o bien que hacen una función que, de una forma o bien otra, es esencial para el funcionamiento perfecto de nuestro vehículo. Ciertos de ellos sería el aceite del motor (y su filtro), el aceite de la caja de cambios, el líquido anticongelante, o bien el líquido de frenos. Cerciórate de que están al día.

La bomba de agua

Si hay algo esencial en verano es que el motor de nuestro vehículo no alcance temperaturas extremas que puedan terminar con su vida. Acá la bomba de agua juega un papel vital, en tanto que hace que el líquido refrigerante circule con normalidad, de manera que el motor se sostiene refrigerado.

Los neumáticos

Verifica que tienen la presión precisa recomendada por el fabricante, y no vaciles en mudarlos si ves que el dibujo no tiene la profundidad que debe. Hazlo siempre y en toda circunstancia ya antes de hacer cualquier gran viaje en vehículo.

Comprueba también que el estado de los neumáticos sea correcto

Verifica asimismo que el estado de los neumáticos sea adecuado
(PeopleImages / Getty)

El alternador

El alternador sirve, para resumir, para transformar la energía mecánica en eléctrica. O sea, es capaz de cargar la batería del vehículo mientras que este se mueve. Su deterioro se puede dar por distintos motivos, mas uno de ellos es el empleo excesivo del aire acondicionado, por ejemplo; o bien sencillamente por el ahínco que debe hacer el sistema de refrigeración del motor a lo largo de estos meses. La correa del alternador asimismo puede romperse con un empleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *