Nació como un dispositivo que fuera capaz de facilitar la comunicación opción alternativa a personas con discapacidad (parálisis cerebral o bien ELA), y el día de hoy se ha transformado en un software absolutamente personalizable con aplicaciones en campos como la automoción, robótica, medicina, gaming, neuromárketing o bien retail. El software eye-traking ha sido desarrollado por Irisbond, una startup española fundada por el ingeniero Eduardo Jáuregui en 2013, y puede tener mucho futuro, por el hecho de que estudios recientes apuntan un fuerte desarrollo del mercado global de la comunicación alternativa, que alcanzará los 442 millones de euros en 2025, lo mismo que sucede con el mercado global de eye-traking, valorado en 287 millones de dólares americanos en 2018, y que crecerá un 27% anual hasta 2025. Ciertos ámbitos están demandando una experiencia adaptada en los dispositivos de consumo, impulsando esta tecnología de seguimiento ocular que tiene aplicaciones en salud y retail, si bien la tendencia en el futuro próximo se enfocaría a automoción y neuromarketing con la RA y realidad virtual al incorporarse a dispositivos móviles. El primer software de fabricación 100% de España deja controlar cualquier dispositivo a través de el movimiento del iris ocular. Usa avanzados algoritmos basados en inteligencia artificial que capta el movimiento ocular y lo traduce en movimientos precisos en una pantalla, de forma que cualquier persona puede acceder a toda la información de forma natural, intuitiva y sin precisar emplear las manos. Y asimismo se pueden personalizar sus funcionalidades a fin de que todas las compañías que precisen desarrollar ideas que requieran de la libertad que aporta el control con la mirada puedan ver cumplidas sus esperanzas. “Las aplicaciones son infinitas. Acceder a diferentes funcionalidades a lo largo de la conducción de un vehículo. Advertir los movimientos oculares de los clientes del servicio de una tienda para entender qué atrae su mirada. Seleccionar en nuestra Smart tv qué serie deseamos ver sin precisar tocar el mando. Hasta mudarle la vida a una persona con una discapacidad como la parálisis cerebral o bien la ELA a fin de que pueda comunicarse con total libertad con su ambiente y el planeta. Merced al software que hemos creado en Irisbond y a nuestra capacidad de adaptación, podemos hacer realidad cualquier proyecto que requiera de esta tecnología” apunta Eduardo Jáuregui, creador de Irisbond. “Lo imposible no es un hecho, sino más bien una percepción. Y un reto. Un reto que nos desafía a superarnos, a inventar productos globales, diferentes y también renovadores que hagan más simple nuestra relación con lo que nos circunda. Charlamos de tecnología con propósito. Nos complace que lo que hacemos tiene impacto social a muchos niveles. Encaramos nuestro trabajo y ‘los imposibles’ con positividad, una actitud que nos ayuda a prosperar la vida de las personas y de la sociedad por el hecho de que pensamos que esa es nuestra responsabilidad”, destaca Jáuregui. Este software tiene múltiples aplicaciones en campos como la automoción o bien el neuromarketing, de este modo para asistir a personas con discapacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *