El plazo concedido por el Juzgado de Instrucción número cinco de Cartagena (Murcia) a Ciudadanos (Cs) y a la compañía Lazarus para la entrega de la información sobre las primarias del partido en la Zona de Murcia concluye el día de hoy, tras meses de espera en los que ninguno de los 2 ha remitido los datos pedidos. El jueves pasado, el juez instructor concedió un ultimátum de 5 días para facilitar, entre otras muchas cosas, las direcciones IP desde las que se efectuaron las votaciones.

Las primarias de la Zona de Murcia están bajo investigación judicial tras denunciar un supuesto fraude Leonardo Pérez, aspirante que se quedó a más de doscientos votos de la el día de hoy vicepresidenta autonómica, Isabel Franco, mas que alertó de posibles irregularidades por la emisión de voto en ciertas franjas horarias o bien por la llegada de abundantes sufragios desde fuera de la comunidad, primordialmente desde la capital de España -conforme un informe pericial de parte y otro policial-.

Conforme un informe policial al que ha tenido acceso ABC, el Conjunto de Criminalidad Económica y Fiscal que estudia el caso ha requerido sin éxito en multitud de ocasiones la información que obra en poder de la compañía Lazarus. Concretamente, tras demandarle los datos desde el pasado abril, este conjunto de investigación pidió ya en el mes de julio al juez instructor que concediese un último plazo de 5 días a la compañía para cumplir con su orden. Fue este jueves, 17 de septiembre, cuando el Juzgado de Instrucción número cinco de Cartagena ensalzó tanto a Lazarus como a Cs a dar la información.

Cs, pese a no haber contratado esta vez a ninguna empresa externa para organizar la votación de las primarias, aseveró no poder dar los datos requeridos por el juez al obrar en poder de Lazarus Technology S.L.. En las primarias autonómicas de marzo del 2019, entre aquéllas que figuran las murcianas, Cs decidió no externalizar las votaciones y ocuparse del proceso; al revés de lo que sucedió en precedentes votaciones internas o bien después, en el mes de marzo del actual año, en el proceso del que salió escogida presidente Inés Arrimadas -en las primarias bajo sospecha proseguía al frente del partido Albert Rivera-.Desde el partido mantienen que toda la información está a cargo de Lazarus, una compañía externa, y que es quien debe ponerla a predisposición del juzgado

Este lunes, preguntada por esta cuestión, la portavoz nacional de Cs, Melisa Rodríguez, se limitó a responder que su partido colaborará con la Justicia en todo lo que le pida. Desde la formación liberal sostienen que toda la información está en manos de Lazarus, una empresa externa, y que es ella ahora quien debe ponerla a predisposición del juzgado.

La explicación no convence a Pérez, que recuerda cómo en el caso de Castilla y León el partido fue capaz de identificar 82 votos fraudulentos en apenas unas horas -en el famoso pucherazo a Francisco Igea- o cómo, en la Comunidad de Madrid, la capacitación facilitó a otro reclamante, Juan Carlos Bermejo, un listado con las direcciones IP desde las que se habían emitido los votos.

En el citado informe policial se señala detalladamente la multitud de ocasiones en las que se le ha reclamado a Lazarus la información y las variopintas respuestas de la empresa tecnológica. El Grupo de Delincuencia Económica y Fiscal pide, desde el pasado mes de abril, «información clara y detallada por parte de su empresa» para verificar que los votos se corresponden «con cada uno de sus votantes»; «un listado completo de las IP asociadas a cada una de las votaciones efectuadas»; y «un listado completo de cada uno de los identificadores de voto».

La Policía, en un informe fechado el pasado 30 de julio, da cuenta al juez instructor, Ignacio Munitiz, de cada una de las veces en que ha pedido a la empresa responsable el envío de los datos solicitados:

23/04/20
A través de un correo electrónico, la Policía remite a Lazarus Technology SL el auto judicial requiriendo toda la información, fechado el día 17 de ese mes.

4/05/20
En esta fecha se produce un contacto telefónico en el que el responsable de Lazarus alega que, como consecuencia de la pandemia de coronavirus, su empresa se encuentra cerrada y no puede «extraer la evidencia legal relacionada con la información requerida».

20/05/20
El grupo de investigación contacta nuevamente con el responsable de Lazarus, que responde que no está trabajando en la petición del auto, sino en una reclamación previa de Cs para facilitarle las direcciones IP de los votos emitidos en las primarias de la Región de Murcia. La Policía, entonces, hizo constar a la empresa su obligación de dar cumplimiento al mandato judicial, pero esta insistió en que su prioridad era el trabajo encargado por Cs porque sí estaba «pagando», mientras que el informe solicitado por la Policía sería un trabajo «de meses» que «nadie va a abonar». La empresa agregó que entendía, no obstante, que con el informe encargado por Cs también se daba cumplimiento al mandato judicial, algo ante lo que la Policía señaló que tendría que explicarle al juez por qué lo estimaban así en dicho informe.

11/06/20
Después de dar «un tiempo prudencial» para el envío del informe que Lazarus preparaba para Cs -y que también enviaría al juez-, el grupo de investigación envía un nuevo correo electrónico a la empresa, en el que avisan de que informarán al juzgado de la ausencia de informe si no se lo remiten en tres días.

12/06/20
Lazarus responde que el informe «se encuentra en curso dentro de lo acordado por el cliente que abona el servicio», Cs, y recuerda que la empresa estuvo cerrada por el coronavirus y que Madrid, en ese momento, todavía se encontraba en la fase 2 de la desescalada posterior al confinamiento. Lo que complica, según la empresa, la elaboración de dicho informe. «Esta situación no exime la posibilidad de que el Juzgado abone los costes derivados de la premura que requiere», apunta Lazarus en su respuesta, y apostilla que solo trabaja de forma «altruista» para colaborar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado «para casos penales y de menores, que no es el caso». En cualquier caso, Lazarus sostiene que el informe está «en la fase final» y que entregará una copia «en el mismo instante en que esté terminado».

30/07/20
Sin noticias del informe, la Policía, «a fin de no dilatar más esta investigación», propuso al juzgado conceder un ultimátum de cinco días a la empresa para remitir la información solicitada. Algo que se convirtió en realidad este jueves. Hoy, por tanto, es el último día para que Cs y/o bien la compañía Lazarus entreguen los datos requeridos sobre las primarias en la Zona de Murcia.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *