Las ventas de vehículos van a caer un 14% este año en el mundo entero debido a la crisis que está provocando el brote de coronavirus, conforme un informe publicado este viernes por la agencia de calificación Moody’s. Conforme las consecuencias económicas de la pandemia del Covid-19 prosiguen empeorando, Moody’s ha vuelto a rebajar su pronóstico global de ventas de vehículos, aguardando que caigan un 14%, en vez de un dos,5% como preveía en el mes de febrero.

«Ahora aguardamos que las ventas de automóviles en el mundo entero caigan cerca de un 14% en 2020, un descenso considerablemente más pronunciado que la minoración del dos,5% que habíamos proyectado en el mes de febrero, eminentemente debido a una fuerte caída en la demanda relacionada con el coronavirus», ha indicado el vicepresidente senior de Moody’s, Falk Frey.

De esta forma, la firma apunta que va a ser Europa occidental el territorio que registre una mayor caída de la demanda, con lo que las entregas se caerán un 21% este año, un dato considerablemente más bajo del predecido previamente por Moody’s, que aguardaba una minoración del cuatro%.

En China, las matriculaciones descenderán un 10%, unos 7 puntos porcentuales más que la previsión precedente, que adelantaba una caída del dos,9%. La esperanzas para USA pasan de un descenso del uno con dos% a una bajada del 15% este año, al paso que en el país nipón las ventas de vehículos descenderán un ocho%, si bien Moody’s preveía una subida del 0,4%.

Además de esto, la perspectiva de la agencia de calificación sobre los fabricantes de automóviles y distribuidores de componentes de Norteamérica y Europa prosigue siendo negativa. Por este motivo, Moody’s ha asegurado que los ingresos de los fabricantes norteamericanos de componentes se reducirán «drásticamente».

Para 2021, la agencia de calificación ve «probable» que se genere un repunte de las ventas, mas la fortaleza de la restauración va a depender de qué pronto el brote de coronavirus alcance su punto máximo en los mercados clave y la velocidad de restauración del consumidor.

Rebajas en la calificación
Por otra parte, la agencia de calificación crediticia S&P Global Ratings ha rebajado la calificación de los conjuntos automovilísticos BMW y Daimler y ha ubicado en perspectiva ‘negativa’ a Volkswagen, todo ello debido a la crisis mundial que atraviesa la industria por el brote de coronavirus. De este modo, la firma ha bajado un peldaño la calificación en un largo plazo de BMW, desde ‘A+’ hasta ‘A’, posicionándose aún en grado de inversión, al paso que su rating en un corto plazo lo sostiene en ‘A-1’.

Esta rebaja de la nota de la compañía automovilística con sede en Munich (Alemania) se explica, en parte, pues la agencia espera que BMW cierre 2020 con un flujo de caja negativo de 1.500 millones de euros y un margen operativo del 10%. Por su lado, la firma calificadora asimismo ha recortado la nota de Daimler en un largo plazo asimismo un escalón, de ‘A-‘ a ‘BBB+’, posicionándose aún en grado de inversión. También, su calificación en un corto plazo se queda en ‘A-2’.

La firma prevé que Daimler concluya el año actual con un flujo de caja negativo de hasta seis.000 millones de euros debido a la caída de la demanda y con un margen operativo inferior al seis%, si bien espera que en 2021 se recupere hasta el ocho%.

S&P asimismo ha revisado la perspectiva de Volkswagen, pasándola de ‘estable’ a ‘negativa’ a consecuencia de la crisis sanitaria actual, si bien ha mantenido sus calificaciones crediticias a largo y corto plazo de ‘BBB+’ (grado de inversión) y ‘A-2’, respectivamente.

«Aguardamos que las 3 compañías vean un fuerte descenso en sus ingresos y en el flujo de caja este año debido a la enclenque demanda, singularmente en Europa, a resultas de la pandemia del Covid-19 y las limitaciones impuestas por los gobiernos para reducir el peligro de contagio», ha indicado S&P.

El pasado miércoles, la agencia de calificación Moody’s asimismo rebajó de ‘A1’ a ‘A2’ el rating de la compañía automovilística BMW, manteniéndola en grado de inversión, al paso que ha ubicado a los fabricantes Daimler, Jaguar Land Rover, Conjunto PSA, Renault, Volkswagen, Volvo Cars y McLaren en una situación de revisión a la baja de sus calificaciones por el brote de coronavirus.

Moody’s explicó que esta modificación de las calificaciones del ámbito automovilístico se debe a la actual situación que vive la industria por culpa de la expansión del Covid-19 en el mundo entero, que ha obligado a cerrar las plantas de automóviles de toda Europa. Por este motivo, asimismo ha indicado que la calificación de Fiat Chrysler Automobiles (FCA) se ubica en revisión con una dirección ‘incierta’.

«El ámbito automovilístico ha sido uno de los ámbitos más perjudicados por el ‘shock’, dada su sensibilidad a la demanda y la situación del consumidor», ha subrayado la agencia de calificación estadounidense.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *