La comunicación no verbal es la mitad de lo que los humanos afirmamos, y el empleo obligatorio de la mascarilla, que cubre una gran parte del semblante, crea grandes contrariedades sociables tanto en los ambientes sociales como los laborales. Hacerse comprender prescindiendo de las expresiones faciales se ha vuelto un reto sobre todo en el momento de asistir a citas tan esenciales como pueden ser las entrevistas de trabajo.

Sí bien, una buena parte de las compañías ha optado por realizarlas de forma telemática, otra gran cantidad prosigue prefiriendo la opción más tradicional, probando de esta forma todas y cada una de las habilidades sociables de los aspirantes. Para lograr saltar estas barreras y salir exitosamente de estas asambleas, la compañía de selección y empleo temporal, Walter people (Conjunto Robert Walters), ha elaborado una lista con 6 consejos que te van a hacer lograr simpatizar con el entrevistador pese a estas circunstancias.

1. Confirma las instrucciones de seguridad ya antes de tu entrevista. Consulta con tu entrevistador qué protocolo ha implantado la compañía de forma anterior a tu entrevista de trabajo. Ciertas empresas han empezado a admitir asambleas con personas externas a sus oficinas, mas siempre y en todo momento sosteniendo las medidas de seguridad y distanciamiento social, aparte de otras reglas de obligado cumplimiento.

dos. Dile a tu entrevistador que deseas continuar todas y cada una de las medidas de distanciamiento social. Si la entrevista es en una sala cerrada, no te quites la mascarilla a lo largo del encuentro. Hazlo saber asimismo al reclutador. Así evitarás situaciones en las que el entrevistado desee quitársela, si bien no sea aconsejable.

tres. No tengas temor de reiterar tus palabras o bien solicitar que se repitan. Con la mascarilla en ocasiones es bastante difícil comprender a la otra persona. Sí a esto agregas la distancia de seguridad de 2 metros, las posibilidades de comunicarse apropiadamente desciensen de forma notable. No debes temer a reiterar lo que has dicho, ni tampoco a solicitar de forma cortés al entrevistador que repita aquello que no has entendido.

cuatro. Presta atención a tu forma de charlar. Trata de charlar con claridad y vocalizar bien lo que afirmas. Eleva tu tono si resulta necesario , en tanto que la mascarilla puede hacer que minimices tu volumen de voz. Los números y palabras clave deben decirse por lo menos un par de veces o bien hacelos enfatizar al final de tu contestación. Si charlas rapidísimo, procura charlar más lento. Haz pausas. Todo esto va a ayudar al tu interlocutor a entender mejor tu mensaje.

Grábate ya antes de la entrevista utilizando la mascarilla y verifica la manera en la que suena tu voz. Solicita asimismo una segunda opinión, para ir lo más preparado y seguro posible.

cinco. Usa el contacto visual y el lenguaje anatómico en tu favor. Con la cara cubierta, leer tus expresiones faciales se vuelve mucho más difícil. Apóyate en el contacto visual, tu tono y el lenguaje anatómico para trasmitir mejor tus ideas. Por poner un ejemplo, procura mantener la mirada con el entrevistador, de esta forma le producirás más confianza y proximidad. Asimismo prueba que lo estás entendiendo. Haz ademanes que indiquen entendimiento. Confirma sus palabras asintiendo con la cabeza.

seis. Escoge una mascarilla llana y fácil. Elige una mascarilla que tenga un tono de color suave y sea lo más ligera posible. Las mascarillas tirables son una buena opción y acostumbran a resultar más cómodas. Evita las mascarillas con colores fuertes o bien que tengan dibujos, eso podría distraer al entrevistador. Recuerda que lo esencial es mostrarte formal y profesional.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *