El verano pasado murieron 215 personas en accidente de tráfico en España, el mínimo de la serie histórica. El propósito para este año, que coincide con el arranque de la «nueva normalidad» es que esa cantidad sea aún peor. Para esto la DGT ha empezado una campaña con el mensaje primordial de «Este país no puede aguantar más muertes. Al conducir extrema las precauciones», y con campañas singulares de vigilancia a lo largo de los próximos un par de meses, centradas en supervisar los excesos de velocidad, las motocicletas y alcohol y drogas, reanudando de esta manera el calendario anual que había sido suspendido a lo largo del estado de alarma.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha presentado este lunes la nueva campaña de concienciación y el dispositivo de vigilancia y regulación que la Dirección General de Tráfico ha listo para los meses de verano.

Marlaska ha empezado su intervención haciendo mención por año inusual que vivimos debido al Coronavirus, una pandemia que ha perjudicado al planeta y que hace que este sea un verano diferente y una operación de tráfico diferente.

Esta circunstancia y el dolor que ha supuesto y está aún produciendo el Coronavirus en este país es la referencia desde la como la Dirección General de Tráfico ha desarrollado su campaña divulgativa para redes sociales, estableciendo una analogía entre la pandemia del Coronavirus y la pandemia que, en suma, son los accidentes de tráfico.

El empleo de mascarilla, el distanciamiento social y la higiene de manos es al Coronavirus lo que el cinturón de seguridad y el casco, la distancia de seguridad, la velocidad y la atención a la conducción es a la seguridad vial. De ahí, que se haga un llamamiento a la responsabilidad y a la cooperación, 2 ejes que se han hecho presentes en plena pandemia y que deben proseguir actuales como elementos clave para dotarnos de una mayor seguridad en las carreteras.

«Las ganas por recobrar la nueva normalidad no pueden llevarnos a cometer imprudencias en la carretera puesto que en más ocasiones de las deseadas esas imprudencias acostumbran a terminar en accidentes mortales, por ende, si hemos superado la fase más aguda del Coronavirus no podemos estropearlo en la carretera, por el hecho de que este país no puede aguantar más muertes» ha señalado el ministro.

Para trasladar este mensaje se ha recurrido al patinador olímpico y dos veces vencedor del planeta Javier Fernández, quien tras todos estos meses sin poder patinar vuelve a un sitio cargado de simbolismo como es el Palacio de Hielo de la capital de España, que fue habilitada como morgue a lo largo de la crisis sanitaria del Covid-19.

Las ganas de Javier por patinar son afines a las ganas que tiene la sociedad por recobrar la normalidad, mas las dos situaciones han de ser manejadas con responsabilidad. De forma metafórica, el vídeo nos enseña a Javier tal y como si fuera el vehículo y la pista de hielo tal y como si de una carretera se tratase. Un mal salto o bien una inapropiada velocidad de rotación puede tener consecuencias fatales para el patinador; lo mismo que cuando el conductor adopta comportamientos de peligro en la conducción.

Se ha creado una versión de 60» y otra de 30» para las redes sociales, con el hashtag #NoMasMuertesDGT y cuñas radiofónicas. Asimismo se ha elaborado un reportaje, que va a estar libre a lo largo del verano, con testimonios de personas que han estado en primera línea de la pandemia y que invitan al espectador a meditar.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *