Tras el último estudio de Climate Central publicado en “Nature Communications”, que multiplica por 3 la cantidad de gente perjudicada por la subida del nivel del mar en zonas ribereñas hasta los 300 millones de personas en el mundo entero, hay que reconsiderar asimismo las zonas de España que quedarían bajo el agua del año en curso hasta 2050. En este país los perjudicados serían más de 200.000 personas. Los científicos elevan esa cantidad de perjudicados a 340.000 en el 2100 en el peor de los escenarios. Esta web te enseña las zonas perjudicadas. GALICIA La Coruña El mar se comería toda la zona portuaria, donde está la refinería de Repsol, aparte de los muelles de Pelado Sotelo y una parte del de la Batería y del de Trasatlánticos. Asimismo afectaría al dique de abrigo, el camino del puerto y el muelle de la Batería y toda la terminal de Lignito hasta la casa del Mar; El Botánico y el Camino da Ría do Burgo. Y toda la zona de Punta Fieiteira. La playas de la Ensenada de Orzán desaparecerían prácticamente por completo, únicamente resistiría la parte central de la Praia de Riazor. El Castelo de San Antón se quedaría en una isla. En las proximidades de la urbe, asimismo se vería perjudicada Santa Cristina o bien el ambiente de la ría do Burgo. Asimismo Betanzos y Bergondo verían reducido su territorio por la subida del nivel del mar. Vigo Otro tanto le pasaría a la capital olívica. Casi todos los muelles que a lo largo de décadas se le han ganado al mar volverían a los dominios de Neptuno. Otra de las zonas más perjudicadas sería la de Samil y la desembocadura del Río Lagares. Las olas invadirían no solamente la más conocida de las playas viguesas, sino asimismo se adentrarían por la desembocadura del Lagares múltiples quilómetros. En verdad, la zona anegable llegaría prácticamente hasta las puertas de la fábrica de PSA Peugot Citroën en Balaídos. Eso si, la ciudad vería solucionarse por si acaso solo uno de los mayores iconos del feísmo gallego. La Isla de Toralla, con su gran edificio, quedaría bajo el nivel del mar. Isla de Arousa La más poblada de las islas gallegas cedería más de la mitad de su territorio al mar y volvería a quedarse sin conexión terrestre. El puente desaparecería, de la misma manera que toda la parte sur de la isla, donde están sus mejores playas y el espacio natural protegido de O bien Carreirón. O Grove – A Lanzada La previsión para 2050 señala que la más visitada de las playas gallegas desaparecería si proseguimos el presente ritmo de calentamiento global. La Praia da Lanzada, su itsmo y la zona intermareal quedarían ocultas bajo el océano. La subida del nivel del Atlántico transformaría a O bien Grove en una isla. ASTURIAS En el Principado, el peligro es en zonas en las que los ríos contactan con los núcleos urbanos históricos conforme el informe de “Riesgo de inundaciones en España en la franja de los diez primeros quilómetros de costa”. De este modo, en Avilés la mayor concentración de peligros se encuentra en los cauces tributarios de la ría. Los espacios cercanos al río Raíces, el canal de Maqua, los embalses de La Granda y Trasona, y muy singularmente los cauces de los ríos Alvares y Arlós, y de las riegas de La Ceba y Miranda, van a ser los espacios más perjudicados en el futuro próximo. En Navia, todo el acceso del Río del mismo nombre hasta la localidad de Cacabellos, dejando bajo el agua una parte de la biofábrica de Ence. Luarca es otra de las perjudicadas con su playa y el distrito de la Pescadería. En Gijón, el puerto del Musel desaparece al lado del camino marítimo y el acuario. Asimismo el mar asolaría con el Palacio de Congresos y la Feria de Muestras. Otras zonas perjudicadas singularmente son la zona del Delta del Ebro, el área del golfo de Rosas en la Costa Brava, el norte de Algeciras y Palmones y también el Campo de Gibraltar. Desaparecería una gran parte de Barbate, la playa de Pedro Valiente en Cádiz, y toda la costa desde Conil hasta el faro de Trafalgar, y de El Puerto de Santa María a Poblado de Sancti Petri. Uno de los primordiales efectos de la subida del nivel del mar, es que Cádiz podría quedar separada de San Fernando al desaparecer la playa de Cortadura y también anegarse la carretera que une a las dos localidades (la CA-33) en el tramo que va desde la entrada a la capital y hasta un poco antes de la curva de Torregorda, como la vía de tren, por lo que la capital gaditana se transformaría en una isla. En Huelva desaparecería una gran parte del área del río Odiel y del río Tinto, afectando al Rincón Natural Marismas del Odiel, la urbe de Huelva y aledaños, como la zona de El Rompido, y el área del río Guadiana, incluyendo Ayamonte, una buena parte de Isla Cristina y la zona ribereña de los aledaños. Mas indudablemente el Guadalquivir y sus zonas lindantes van a ser las que más padezcan las subidas del nivel del mar con estropicios en el Parque Nacional de Doñana y múltiples pueblos de la zona como Isla Mayor, el poblado de Alfonso XIII, Choza de Huerta Tejada, Lebrija, El Cuervo, Las Cabezas y Los Palacios y Villafranca y llegando a lograr a Sevilla. En Ceuta va a desaparecer el link viario entre el centro y las Puertas del campo y afectará al helipuerto, al puerto deportivo y al desdoblamiento del Camino de las Palmeras. Asimismo afectará a las playas de La Ribera y Chorrillo. La albufera de Valencia es una de las zonas más perjudicadas del Levante peninsular. Las inundaciones provocadas por el incremento del nivel del mar podrían dezmar esta laguna somera como los arrozales próximos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *