Estados Unidos desaconseja dosis bajas de aspirina para prevenir el infarto o el cáncer de colon

Publicado el Por Marina S.


Un panel de expertos con mucha influencia en la práctica médica de EE.UU. ha cambiado sus recomendaciones sobre el uso diario de la aspirina en la mayoría de personas para prevenir el riesgo de un primer ataque cardiaco y para la prevención del cáncer colorrectal. Durante años, los doctores han recetado de forma rutinaria dosis bajas de aspirina para prevenir estas dolencias, pero ahora los expertos cambian de rumbo después de estudios que apuntan a que pueden tener más riesgos que beneficios.

Las recomendaciones están dentro de un borrador del Grupo de Trabajo para Servicios Preventivos de EE.UU., un panel formado por 16 expertos, nombrados por el director de la Agencia para la Investigación y la Calidad en la Salud, un organismo federal. Su trabajo, sin embargo, es independiente y sus recomendaciones suelen ser tenidas en cuenta por la comunidad médica.

El panel ha tumbado la recomendación vigente hasta ahora de que, de forma universal, los adultos con riesgo alto de enfermedad cardiaca tomen las dosis bajas de aspirina si su riesgo de efectos secundario es bajo. Se considera a alguien con alto riesgo si tiene un 10% de posibilidades de sufrir un ataque cardiaco en los siguientes diez años. Ahora la propuesta es que los adultos de entre 40 y 50 años hablen con sus médico antes de iniciar una toma regular de aspirinas.

Solo para infartados

La recomendación del uso del analgésico se mantiene para aquellos que ya lo estén tomando o para aquellos que ya hayan sufrido un ataque cardiaco. Y los expertos también ahora desaconsejan con fuerza que la gente mayor de 60 años empiece a tomar aspirina.

La razón del cambio de recomendaciones es el incremento de riesgo observado en estudios, que ha provocado que cada vez más organizaciones médicas sean cautas con el uso de la aspirina. El medicamento contribuye a inhibir la formación de coágulos que pueden bloquear las arterias, pero también puede incrementar el riesgo de hemorragias, en especial en el tracto digestivo. El riesgo se incrementa con la edad.

«Cuando vemos los estudios científicos, la mayoría sugieren que el resultado no es favorable para la mayoría de personas», aseguró a ‘The New York Times’ el doctor Amit Khera, uno de los firmantes de las recomendaciones.«Había más derrames que ataques prevenidos».

«No es un método de prevención universal»

La idea dominante en la comunidad científica es que la aspirina no puede ser tomada como un método de prevención universal y que es fundamental que los pacientes hablen con sus doctores para decidir sobre su uso. Además, cada vez hay más formas de controlar los riesgos cardíacos -toma de presión sanguínea, tratamientos para el colesterol- sin necesidad de someterse a los efectos secundarios de la aspirina.

En el caso del cáncer colorrectal, hay estudios que sugieren que el uso de aspirina se relaciona con un aumento, no descenso, de los casos, mientras que algunos médicos advirtieron de que hay que pacientes que se saltan las recomendaciones de revisiones.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *