La crisis del coronavirus amenaza a ciertas «joyas de la corona» del modelo productivo de España, lo que se va a traducir en que el mercado de trabajo nacional va a ser uno de los que padezcan mayores consecuencias entre los países industrializados. Conforme los datos de la Organización para la Colaboración y el Desarrollo (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), solo Grecia y R. Unido superan a España en lo que se refiere al peso en el Producto Interior Bruto y en el uso de las ramas más perjudicadas por la crisis.

De media, la crisis del coronavirus afecta de manera directa al 40% del empleo de los 33 países del informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. No obstante, en el caso de España, supone prácticamente la mitad del total. Así, prácticamente diez millones de trabajadores nacionales pertenecen a ámbitos perjudicados por la crisis más de manera directa.

Ámbitos golpeados
¿Qué ramas son estas? La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos estima que la hostelería, la restauración, la producción de componentes de vehículos y reparación, construcción, compañías aéreas y también inmobiliario. Como el turismo y la industria del motor son los 2 primordiales ámbitos económicos en España, ello explica que este país encaje uno de los mayores impactos sobre la actividad entre los países de nuestro ambiente. En el caso de Grecia se explica por el peso del turismo y del campo naviero y de R. Unido, por el del vehículo.

En otros países estos ámbitos no tienen tanto peso en el empleo: por poner un ejemplo, en el caso de Alemania y Francia no emplean ni al 40% del total de trabajadores al paso que en Italia supone justo este porcentaje%.

A ello se le suma el enorme peso de las micropymes y pequeñas y medianas empresas en el tejido productivo de España. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos alarma de que estas van a ser las compañías más perjudicadas por la crisis económica que provocará el confinamiento y las medidas de limitación asociadas a la pandemia. España es el cuarto país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos con un mayor ratio de empleados en empresas de menos de diez trabajadores en los ámbitos más perjudicados, con prácticamente el 20% del total de trabajadores de estas ramas, solo superados por Grecia, Italia y Eslovaquia.

Impulso en la distribución
Exactamente, el modelo productivo de España, al lado del mayor impacto sobre la actividad debido al confinamiento más duro y largo que en otros países por la propia administración sanitaria y el gran número de contagiados y fallecidos, explican que el Fondo Monetario Internacional señale a España (al lado de Italia) como los 2 países europeos que padecerán un recesión más profunda este año, con un ocho% en el caso del Producto Interior Bruto nacional y un nueve con uno% en el del país regido por Giuseppe Conte.

Eso sí, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos asimismo advierte que la crisis está provocando un efecto «positivo» a corto plazo en el campo del consumo y la distribución de comestibles, por el avituallamiento que han debido hacer los ciudadanos, mas asimismo incorporando un efecto sustitución: lo que ya antes se consumía en restaurants y bares habitualmente, ahora se traslada a la adquisición de productos.

Puesto que bien, la distribución de comestibles emplea en España al tres con cinco% del total de trabajadores, siendo el país con más peso en el mercado de trabajo de esta rama económica, al lado de Grecia. De media, en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos la distribución emplea al uno con cinco% del total de trabajadores. Por tamaño, la mayoría de las compañías presentes en el campo son micropymes: un uno con cinco% del total de trabajadores en España trabaja en establecimientos de nutrición con menos de 9 empleados.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *