La cota de desempleo en España se situó en el 13,6 % a lo largo de mayo, una caída de uno con ocho puntos porcentuales frente al 15,4 % registrado en exactamente el mismo mes de 2018, el mayor descenso interanual de toda la UE (Unión Europea), notificó este lunes la oficina de estadística comunitaria, Eurostat. En términos absolutos, el número de parados en España pasó de tres,51 millones de personas a tres,13 entre mayo del ejercicio pasado y exactamente el mismo mes de 2019. Chipre asimismo anotó una bajada interanual en mayo de uno con ocho puntos (desde el ocho,3 % al seis,5 %). Además de esto, los datos de Grecia publicados este lunes por Eurostat, pertenecientes a marzo, superan el retroceso de España, puesto que el desempleo en el país griego pasó del 20,2 % en el tercer mes del año pasado al 18,1 % en el tercer mes del año de 2019 (dos,1 puntos menos). A pesar del descenso interanual, la tasa de España de paro en el quinto mes del año vigente era la segunda más elevada de los 28, solo superada por Grecia (18,1 % en el tercer mes del año), y por delante de Italia (nueve,9 % en el mes de mayo). Frente a abril de 2019, el indicador en España cayó 2 décimas porcentuales, del 13,8 % al 13,6 %. En el conjunto de la eurozona, la cota de desempleo descendió una décima en mayo con con respecto a abril y se situó en el siete,5 %, mientras que en toda la UE asimismo cayó una décima hasta el seis,3 % a lo largo del quinto mes del año. La cantidad en los diecinueve países que comparten la moneda única es la menor desde julio de 2008, en la medida en que la de los 28 es la más baja desde el principio de la serie mensual de Eurostat en el mes de enero del año 2000. El paro se había ubicado en mayo de 2018 en el ocho,3 % en el área del euro y en el seis,9 % en todo el club comunitario. Eurostat estima que 15,65 millones de hombres y mujeres no tenían empleo en el quinto mes de 2019 en toda la UE, de los que 12,34 millones radicaban en los países de la moneda común. Equiparado con abril de 2019, el número de parados cayó en 71.000 personas en los 28 y en 103.000 en los diecinueve asociados del euro. En términos interanuales, el desempleo bajó entre mayo de 2018 y 2019 en 1,27 millones de personas en la Unión Europea y en 1,13 millones en la eurozona. Por países, las menores cotas de desempleo en el quinto mes de 2019 se registraron en la Rep. Checa (dos,2 %), Alemania (tres,1 %) y Holanda (tres,3 %). En frente de un año ya antes, la tasa cayó en 23 Estados miembros, continuó estable en Austria y aumentó en Dinamarca (del cinco % al cinco,1 %), Luxemburgo (del cinco,6 % al cinco,7 %), Polonia (del tres,7 % al tres,8 %) y Suecia (del seis,2 % al seis,3 %). Nuevamente, la UE y la eurozona sostuvieron la brecha juvenil, puesto que el paro entre los menores de 25 años prosiguió duplicando la estadística general tanto en los 28 (14,3 %) como en el área del euro (15,7 %), en frente de los respectivos 15,1 % y 17 % de mayo de 2018. Los menores porcentajes se advirtieron en Alemania (cinco,1 %) y Holanda (seis,3 %), en contraste con los más elevados de Grecia (40,4 % en el tercer mes del año), España (31,7 %) y también Italia (30,5 %). Asimismo pervivió la brecha de género, puesto que en la eurozona estaba en paro el siete,1 % de los hombres frente al ocho % de las mujeres, en la medida en que en los 28 el indicador era del seis,1 % entre los varones y del seis,6 % entre las mujeres. En España la diferencia era mayor, en tanto que el 11,9 % de hombres no tenía trabajo, cifra que aumentaba hasta el 15,6 % entre las mujeres. Desde la Comisión Europea pusieron el acento en que la cota de desempleo de la Unión Europea es la menor anotada en lo que va de siglo veintiuno, y asimismo resaltaron que el paro juvenil prosigue bajando «en la mayor parte de los Estados miembros». EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *