No cabe duda de que los perros ven el planeta de forma diferente a como lo hacemos , mas es una historia legendaria urbana que su vista solo sea capaz de distinguir el blanco, el negro y leves sombras grisáceas.

Al paso que la mayor parte de las personas somos capaces de querer un fantasma de colores completo que va del colorado al violeta, los ojos de los perros carecen de ciertos receptores de luz que a nosotros nos dejan distinguir algunos colores, de forma especial el colorado y el verde. Mas sí son capaces de distinguir el amarillo y el azul.

Las distintas longitudes de onda de la luz se traducen en colores diferentes en el sistema visual de un animal. El de arriba corresponde a la vista humana, y el de abajo a la de un can

Arriba: iStock/Getty Images Plus vía Getty Images. Abajo: esa imagen procesada por la Dog Visión Image Processing Tool, de András Péter.
Lo que vemos como colorado o bien naranja, para un can puede ser una sombra de tono cobrizo claro. Para mi can Sparky, una pelota color naranja intenso sobre el césped verde podría ser una pelota cobrizo claro ubicada sobre un césped de tonalidad del mismo modo parduzca. No obstante, probablemente su pelota color azul intenso sí que la apreciemos de forma afín. Hay una herramienta on line que nos deja revisar de qué manera vería nuestro can una determinada imagen.

Los animales no pueden charlar para explicar de qué manera ven, mas para medir su visión los estudiosos no tuvieron mayor complejidad en adiestrar a perros a fin de que tocaran con el morro discos de colores que se alumbraban. Más tarde adiestraron a los perros a fin de que tocaran el disco que era de un color diferente al resto. Cuando estos perros, bien entrenados, dejaron de saber qué discos debían presionar, los científicos dedujeron que en ese punto ya no eran capaces de distinguir las diferencias entre colores. Estos ensayos, además de esto, probaron que los perros solo podían distinguir el amarillo y el azul.

Las retinas de los humanos, ubicadas en la parte trasera de nuestros globos oculares, tienen 3 tipos diferentes de células con forma de cono que son las responsables de que podamos distinguir los diferentes colores que vemos. Mas cuando los científicos utilizaron una técnica llamada electrorretinografía para determinar de qué manera reaccionaban a la luz los ojos de los perros, descubrieron que estos disponen de un número menor de estos receptores cónicos.

La luz llega hasta la parte trasera del globo ocular, que la percibe merced a los bastoncillos y conos. Estos mandan señales visuales al cerebro

iStock/Getty Images Plus vía Getty Images
Mas no es solo que los perros vean menos colores que nosotros; seguramente asimismo vean con menos nitidez. Los análisis prueban que tanto la estructura como el propio funcionamiento de su ojo hacen que vean más turbios los objetos ubicados a determinada distancia. Al paso que para una persona una visión perfecta tiene un valor 20/20, la visión propia de los perros ronda el 20/75. Eso quiere decir que lo que una persona con una visión normal puede ver con nitidez desde 75 metros, para verlo igual el can he de estar a 20. No obstante, como los perros no leen el jornal, esta menor agudeza visual no afecta a su vida.

Seguramente haya gran diferencia entre razas en lo referente a la capacidad visual de los perros. En lo relativo a la caza, por servirnos de un ejemplo, los criadores han elegido durante los años a perros como los galgos ingleses por tener mejor vista que otras razas como los bulldogs.

Mas la cuestión se dificulta todavía más. Al paso que a las personas nos cuesta ver con nitidez cuando hay poca luz, los estudiosos piensan que los perros pueden ver igualmente bien a lo largo del anochecer o bien el amanecer que a lo largo de una mañana lumínica. Esto es debido a que, equiparadas con las de los humanos, las retinas de los perros tienen un mayor porcentaje y una mayor pluralidad de otro género de receptor visual. Se trata de los bastoncillos, llamados de esta forma debido a su forma, y que en condiciones de poca luz marchan mejor que las células cónicas.

Por otra parte, los perros tienen una capa de tejido reflectante en la parte trasera de los ojos que les ayuda a ver mejor cuando hay poca luz. Se trata del
tapetum lucidum
, que marcha tal y como si fuera un espéculo y recoge y concentra la luz libre para asistirles a ver cuando está obscuro. Es este tapetum lucidum lo que hace que los perros y otros mamíferos tengan ese reflejo lumínico en los ojos cuando de noche les apuntamos a la cara con una linterna o bien procuramos sacarles una fotografía con flash.

Los perros tienen exactamente el mismo género de visión que otros muchos animales, entre aquéllos que se incluyen los gatos y los zorros. Los estudiosos piensan que para este género de predadores es esencial advertir los movimientos de sus presas a lo largo de la noche, y por esta razón su visión evolucionó así. Del mismo modo que otros muchos mamíferos, los perros desarrollaron la capacidad de buscar comida y de apresar a lo largo del crepúsculo o bien en condiciones de poca luz, lo que fue en menoscabo de su capacidad de distinguir una mayor pluralidad de colores. Se trata de algo que la mayor parte de pájaros, reptiles y primates sí puede hacer. Los humanos, en cambio, no evolucionamos para estar activos a lo largo de la noche, con lo que preservamos nuestra capacidad para distinguir muchos colores como nuestra visión limpia.

Ya antes de sentir lástima por los perros pues no son capaces de distinguir todos los tonos del arco iris, pensemos en que ciertos de sus otros sentidos están considerablemente más desarrollados que los nuestros. Son capaces de percibir los sonidos agudos desde considerablemente más lejos que , y su olfato es mucho más potente.

Si bien Sparky pueda no ser capaz de distinguir sencillamente un juguete naranja sobre el césped, indudablemente puede olerlo y hallarlo sencillamente cuando desee.

Nancy Dreschel es Associate Teaching Professor of Small Animal Science, Pennsylvania State University

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation

The Conversation

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *