Al televisor, que durante mucho tiempo fue conocido como la caja tonta, en los últimos años se le denomina “inteligente”. Eso se debe a que con el tiempo los televisores inteligentes, las ‘smart tv’, se han ido convirtiendo en dispositivos que tienen mucho que ver con un ordenador o con un teléfono móvil.
Cuentan con todas las características de uno de estos dispositivos, y también están expuestos a sus amenazas al estar conectados a internet, utilizar aplicaciones y poderles conectar periféricos como memorias USB o discos duros. De hecho, ahora hemos sabido que Samsung por un tuit, eliminado misteriosamente a las pocas horas de ser publicado, recomendaba rastrear con el software interno de seguridad sus Smart TV QLed cada “pocas semanas”.

Un teclado Logitech para smart TV K600TV para televisores inteligentes, un accesorio que nos da una pista de como los televisores se han convertido casi en ordenadores.
(.)

Es probable que el tuit fuese eliminado para evitar provocar la alarma entre los usuarios. Pero lo cierto es que abre el debate sobre la seguridad de los televisores inteligentes, que se engloban entre los dispositivos del denominado Internet de las Cosas. Un grupo de aparatos que los expertos en seguridad ponen en el punto de mira debido a sus escasas medidas de protección.

Una de las cosas que afecta principalmente a los televisores inteligentes es la disparidad de sistemas operativos que usan. Aunque los mayoritarios son tres: Android TV, utilizado en diversas marcas; Tizen, utilizado en televisores Samsung; y LG WebOS, que es propio de los televisores de LG.

Por si alguien se lo pregunta, sí que existen antivirus para televisores inteligentes. Un ejemplo es una versión del antivirus McAfee que viene preinstalada en algunos televisores Samsung con sistema operativo Tizen en forma de aplicación. Aunque en el famosos tuit de Samsung entendemos que se refiere a un software diferente instalado en las entradas de los televisores Qled de la empresa.

Para Android TV existe el antivirus ESET Smart TV Security, descargable desde la Play Store del televisor. En realidad este antivirus con su licencia permite proteger diferentes dispositivos con Android. Nos hemos puesto en contacto con esta empresa para que nos den algunos consejos sobre la seguridad de los televisores inteligentes.

Josep Albors, responsable de investigación y concienciación de ESET España, señala estas medidas: “Hemos de tener en cuenta que, actualmente, una Smart TV no se diferencia demasiado de otros dispositivos de uso cotidiano como pueden ser los smartphones o las tabletas. Por eso debemos aplicar medidas de seguridad similares, especialmente en lo que se refiere a la descarga e instalación de aplicaciones (revisando siempre que son legítimas), la ejecución de archivos desde medios extraíbles como pendrives o la conexión a redes WiFi seguras”.
Precisamente la seguridad de la red es evidente que es una de las cosas más importantes que debemos tener en cuenta. Para eso es imprescindible además de no conectar nuestro televisor a redes WiFi que no nos ofrezcan seguridad, reforzar la de nuestro domicilio. Para ello es muy importante tener actualizado nuestro router, establecer una contraseña robusta, y si es posible disponer de diferentes redes WiFi, de forma que nuestro televisor esté conectado a una que sea diferente a la de otros dispositivos para que estos no se comuniquen entre sí.

Los televisores inteligentes pueden cargar toda clase de apps.

Los televisores inteligentes pueden cargar toda clase de apps.
(Smart TV)

Al preguntar a este especialista que función puede cumplir un antivirus como el que su empresa comercializa nos responde que “nuestra solución ESET Smart TV Security proporciona protección contra las amenazas que pueden afectar a una Smart TV, incluyendo el temido ransomware y analiza los archivos que se intenten introducir a través de un puerto USB, todo eso en una versión gratuita que se ofrece. Además disponemos de una versión premium que permite protección antiphishing y la posibilidad de programar análisis periódicos”.
En el caso de que contemos con televisores con otros sistemas operativos que no sean Android TV, es recomendable tras adquirirlo leer su manual o consultar en la web de asistencia técnica del fabricante que medidas de seguridad incorpora. Pues estas pueden venir activadas por defecto o tener el usuario que activarlas. Finalmente es muy importante ir actualizando el firmware del aparato, el software interno que lo controla. Pues el fabricante con estas actualizaciones puede ir eliminando amenazas a nuestra seguridad.

Los televisores inteligentes son dispositivos englobados en el llamado Internet de las cosas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *