¿Es este el fin de Facebook?: los expertos opinan sobre las consecuencias del escándalo de ‘garganta profunda’


En 2018, cuando saltó por los aires el escándalo de
Cambridge Analytica, muchos apuntaron que el fin del poder y la influencia de Facebook estaba cerca.
Multa récord de 5.000 millones de dólares y
acto de constrición mediante, la red social -esa que no supo evitar que la desaparecida firma británica se hicese con los datos de 87 millones de usuarios- sigue bien viva. Ahora, los documentos confidenciales de la empresa filtrados por la extrabajadora Frances Haugen, conocida como ‘garganta profunda‘, han puesto otra vez en una situación especialmente delicada a la compañía. El lunes, después de que la ingeniera afirmase en una entrevista a la cadena CBS que Facebook
busca el beneficio económico incluso a costa del de los usuarios, y de la posterior caída de todas las plataformas de la tecnológica, las
acciones del imperio de Mark Zuckerberg bajaban cerca de un 5%.

A pesar de los sucesivos golpes durante las últimas semanas, expertos en redes sociales consultados por ABC apuntan que tienen serias dudas de que este escándalo le pase factura a una empresa que ha convertido la controversia en su hábitat natural. Al menos, a medio o largo plazo. «No es la primera vez que Facebook sufre problemas. Las cosas que está comentando ‘garganta profunda’, en su mayoría, no son problemas desconocidos», explica en conversación con este periódico el expresidente de Red.es y abogado especializado en temas digitales Borja Adsuara. «Aquellos que están enterrando a Facebook deben recordar lo que ocurrió con Cambridge Analytica. Entonces la gente promovió un boicot y comenzó a hablar de dejar Facebook. Desde entonces la empresa no ha dejado de crecer en usuarios y en valoración en bolsa».

Como explica el experto, desde 2018, cuando saltó por los aires el primer gran escándalo de la red social, el número de usuarios de Facebook ha seguido aumentando con el paso de los años. Solo en 2020, el crecimiento de la red social fue de 194 millones de internautas entre el primer y el cuarto trimestre, de acuerdo con
Statista
. Asimismo, el pasado abril la tecnológica informó de que había tenido un beneficio neto de 9.497 millones de dólares (7.831 millones de euros), lo que supuso un incremento del 93,7% respecto al resultado del año anterior.

Facebook no es Apple, pero…

Como Adsuara, Ferrán Lalueza, experto en redes sociales y profesor de Comunicación de la Universidad Oberta, tampoco cree que los últimos escándalos vayan a abrir una brecha importante en el casco del imperio de Zuckerberg: «A mi me gustaría pensar que va a haber un impacto, pero el histórico indica que no. En el pasado la empresa ya ha sobrevivido a los malos usos de la privacidad de los usuarios. Un mal uso que ha podido tener efectos al más alto nivel, como puede ser en el correcto desarrollo de procesos electorales».

El experto destaca que esa capacidad de sobreponerse a los golpes es difícil de explicar en el caso de Facebook; más si tenemos en cuenta que ni la red social, ni su director ejecutivo, cuentan con la popularidad de otras firmas: «Por ejemplo, en el caso de Apple hay muchos fanáticos que son apasionados de la marca y que, por tanto, lo perdonarán todo. Luego, hay mucha gente que le tiene antipatía a Facebook. Y no es gratuita, se ha ganado a pulso».

Para Lalueza, las clave de la supervivencia del gigante reside en su liderazgo dentro del campo de las redes sociales, en las que acumula más de 3.000 millones de usuarios. «La integración, primero de Instagram y luego de WhatsApp fue muy inteligente por parte de Zuckerberg. Son herramientas que han quedado un poco desmarcadas de los sucesivos escándalos de forma histórica. Asociarse con otras plataformas ha permitido ir tirando para adelante. En el caso de WhatsApp, además, estamos hablando de una herramienta que es realmente necesaria para mucha gente, y eso volvió a quedar claro el lunes cuando se produjo la caída generalizada. Son herramientas que están tan incorporadas y ofrecen un beneficio tan grande que renunciar a ellas resulta complicado», completa el experto.

«Una gota en un vaso de agua»

Fernando Checa, profesor de UNIR y experto en redes sociales, afirma que los últimos batacazos de la red social se quedarán en «una gota más en el vaso de agua». ¿La razón? La misma que apuntaba Lalueza: la enorme importancia que tienen sus herramientas a nivel social: «El mejor ejemplo fue la caída mundial del lunes. El problema causó mucho desasosiego entre la gente. Dependemos en exceso de una única compañía y eso es tremendamente preocupante».

El experto, a su vez, señala que hemos llegado a un punto en el que la gente no concibe la vida sin recurrir a cualquiera de las ‘apps’ de Mark Zuckerberg: «Deberíamos ser capaces de renunciar a ellas. Existen otras posibilidades para la comunicación en nuestra vida más allá de las redes sociales. Era sorprendente leer el lunes en Twitter a personas presa de la ira porque no podían mandar un WhatsApp. Al final se puede solucionar simplemente llamando por teléfono. Estas plataformas han cambiado tanto los códigos de nuestra comunicación que somos prácticamente incapaces de vivir sin ellas».

Más allá de esto, Checa apunta que espera algún «movimiento aperturista» de Facebook que ayude a que el temporal amaine. No obstante, reconoce que es «pesimista»: «Soy pesimista porque llueve sobre mojado. Son muchos años de problemas. Zuckerberg ha comparecido ante todo tipo de autoridades y suele decir algo que resulta contradictorio, que no pueden controlar todo lo que pasa. Lo que no puede ser es que se laven las manos y que se estén aprovechando económicamente. Hay que asumir responsabilidades y Facebook en estos momentos no lo está haciendo».


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *