En un mercado chino


El mercado de Huanan es una de las cuatro plazas de alimentación de la populosa ciudad china de Wuhan, con 11 millones de habitantes, en las que se comercia con animales vivos, además de pescados y todo tipo de productos. Huanan sería fulminantemente clausurado y desinfectado el primero de enero de 2020. Por desgracia no se pudo cortar la epidemia que devino en pandemia, provocando el último gran azote infeccioso a la humanidad. La revista Science recopila circunstancias sobre esta emergencia, en las que destacan los mercados de alimentación, la red de hospitales de la ciudad y el sistema de vigilancia epidemiológica.

Sorprende que una red establecida en el país desde 2002, cuando emergió el primer SARS, para detectar neumonías de etiología desconocida, fuera incapaz de conocer y notificar los casos de Covid de diciembre de 2019.

No obstante, en hospitales de la ciudad se atendió a afectados por una nueva forma de neumonía; así ocurrió el 18 de diciembre con un repartidor del mercado de Huanan que presentaba neumonía diferente asociado a un coronavirus. En otro centro se atendió a un matrimonio de edad con síntomas y lesiones pulmonares, junto con su hijo asintomático pero con las mismas lesiones, que no tenían relación con el mercado. Por tanto, un porcentaje significativo de los casos, ocurridos en diciembre de 2019 se pueden relacionar claramente con Huanan, focal para considerar como origen de la infección.

Un virus como el SARS-CoV-2 altamente contagioso, transmitido por asintomáticos y que daba lugar como máximo a la hospitalización el 7% de los afectados, se propagó con la notable eficacia que lo hizo. El mercado sigue siendo el escenario obligado para analizar lo que pudo pasar en el último mes de 2019, lo que no excluye el que el virus tenga su origen en un laboratorio como hemos comentado varias veces y los expertos continúan analizando. La ciencia debe reconstruir con rigor todo lo ocurrido, la humanidad se debe a sí misma este análisis, entre otras razones para prevenir eventos similares en el futuro.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *