El origen de los turismos 4X4 responde a la necesidad de vehículos con capacidad de movilidad fuera del asfalto, sobre todo en labores agrícolas, forestales y militares. Derivados de estos brotaron, hace unos años, los SUV, acrónimo de la denominación inglesa Sport Utility Vehicle), que si bien tienen ciertas peculiaridades que los hacen capaces para salir del asfalto, realmente no se trata de automóviles listos para ello.

La primera una gran diferencia entre un SUV y un TT es su estructura. Los todoterrenos tienen un bastidor lo más recio posible que acostumbra a estar formado por vigas estructuradas en forma de escalera (longitudinales y trasversales), sobre las que se ancla (en ocasiones aun se atornilla) la carrocería. Esto deja una enorme solidez en situaciones de torsión extremas, derivadas de la circulación sobre firmes irregulares, como baches o bien badenes de campo en los que alguna rueda puede quedar muy puntualmente en el aire.

Asimismo cuentan con una transmisión que, generalmente, impulsa el vehículo a través del eje trasero, mas que deja engranar el delantero cuando de este modo lo estima el usuario. Esta acostumbra a ofrecer una caja tránsfer o bien de reducción (que el público acostumbra a llamar de manera directa reductora) para multiplicar la fuerza de la transmisión a baja velocidad, y en consecuencia el empuje del propio motor del vehículo. Ojo, hay modelos no rigurosamente 4×4 que llevan este mecanismo, entre ellos diferentes modelos de la firma nipona Subaru.

¿Qué es la caja tránsfer y de qué manera marcha?

Acostumbran a actuarse desde una palanca afín a la del cambio frecuente, al lado del que se sitúa. En los automóviles más modernos, la activación se efectúa de forma eléctrica. En un caso así, el selector de la reductora acostumbra a ser una rueda giratoria sobre la consola o bien aun un botón.

Acrecienta la capacidad campera del vehículo, así sea para superar un tramo en especial difícil, como una pista muy deslizante, una pendiente escurridiza (nevada, helada o bien embarrada), o bien la puesta en marcha del vehículo arrastrando una carga pesada, como un carro al salir de un garaje o bien de la ribera de un lago, por servirnos de un ejemplo.

Géneros de 4X4
Por lo menos, se pueden conceptualizar los cerrados, como por servirnos de un ejemplo el Land Cruiser de Toyota y los abiertos pick-up, como el Ford Ranger o bien el Volkswagen Amarok. Además de esto, y al lado de camionetas pueas y duras de este género, hay furgones y camiones ligeros con sistemas de impulsión similares, que por su parte cuentan con suspensiones sobreelevadas, al estilo de los que se emplean en lugares como el Coto de Doñana para el turismo.

¿Qué es verdaderamente un SUV?
Los SUV, habitualmente de apariencia externa afín a muchos 4×4 o bien todoterreno puros, derivan de aquellos en fisionomía y término, mas fundamentan su estructura en una carrocería monocasco o bien autoportante tal y como si fuera la de un vehículo de calle más. Esto deja un peso menor, aparte de mayor capacidad de flexión y torsión, lo que los transforma en productos más simples de conducir en carretera, frecuente punto enclenque de los 4×4 originales (frenan peor y son más ostentosos en curvas y virajes). A cambio, su capacidad campera es inferior.

Los hay de tracción total y de tracción a un solo eje (precedente, lo más frecuente, o bien siguiente). Los primeros, 4×4, 4WD o bien AWD, acostumbran a fundamentar la tracción integral en un mecanismo que engrana de manera automática los 2 ejes cuando uno de ellos pierde agarre. Esto deja menores gastes y consumos en circulación ordinaria que si el vehículo fuera todo el tiempo en modo 4×4. Con todo, muchos ofrecen una situación de bloqueo para, a baja velocidad, operar en modo de tracción total, lo que como en los todoterreno originales deja salir de determinados apuros.

Aparte de las estéticas evidentes o bien de la tracción (aproximadamente comparable), unos y otros, en diferente medida, dejan circular por pistas de campo, para lo que acostumbran a ofrecer mayor altura libre bajo el piso y unir elementos protectores de carrocería, aun carenando parcialmente órganos mecánicos sensibles, como el cárter (depósito del aceite de engrase mecánico) o bien el tanque de comburente. Conforme modelos, pueden emplear aun neumáticos similares, elemento clave en la circulación campera.

¿Qué es un SAV?
SAV es un acrónimo ingles de Sport Activity Vehicle, algo como un todocamino deportivo. Realmente, se trata de la denominación que BMW adoptó cuando lanzó el X6, un SUV tipo coupé a nivel estructural detivado del X5.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *