En qué casos no deberías fiarte de las ADAS de tu coche


Aunque la electrónica y la tecnología se han puesto al lado de los conductores para ofrecer cada vez vehículos más seguros,
un estudio de la American Automobile Association (AAA)
ha demostrado que el funcionamiento de los sistemas de ayuda a la conducción ADAS se ve afectado negativamente por la lluvia, y mínimamente por la suciedad en el parabrisas.

El estudio quería responder a la pregunta : ¿Cómo se comportan los vehículos equipados con sistemas de asistencia de mantenimiento de carril y frenado automático de emergencia cuando circulan bajo la lluvia o con el parabrisas sucio?.

Para ello, se simularon diferentes escenarios en so que se pusieron a prueba cuatro coches del segmento SUV (Buick Enclave, Hyundai Santa Fe, Toyota RAV4 y Volkswagen Tiguan) equipados con sistemas de asistencia de mantenimiento de carril y de frenado automático de emergencia.

Las conclusiones del estudio son claras: el funcionamiento de los sistemas ADAS se ve afectado negativamente por la lluvia y, en menor medida, por la suciedad en el parabrisas. En este estudio se simularon unas condiciones moderadas de lluvia y de suciedad en el parabrisas, sobre el que se aplicó una solución concentrada de partículas de suciedad y bichos alrededor de las cámaras en un patrón regular. La American Automobile Association señala que si se hubieran simulado unas condiciones más severas, los sistemas ADAS se habrían visto aún más afectados.

En términos de rendimiento de mantenimiento de carril, el 69% de las pruebas realizadas con lluvia simulada dieron como resultado que el vehículo cruzó las líneas y se salió del carril. En cuanto a la frenada de emergencia, el 17% de las pruebas con lluvia simulada a 40 km/h, y el 33% de las pruebas a 56 km/h, dieron como resultado una colisión.

Estos sistemas apenas se vieron afectados por un parabrisas sucio. Aunque se observaron pequeñas diferencias con respecto a las condiciones de referencia, el rendimiento de la asistencia de mantenimiento de carril no se vio afectado negativamente por un parabrisas sucio. Y ninguna de las pruebas realizadas con el parabrisas sucio dio lugar a una colisión que los sistemas de asistencia de mantenimiento de carril y de frenado automático de emergencia pueden verse influidos por condiciones ambientales como la lluvia y, en menor medida, por las cámaras del sistema ocluidas por un parabrisas sucio.

Vistos los resultados de este estudio, la
American Automobile Association
recomienda a los conductores tener más preocupación al utilizar los sistemas de asistencia de mantenimiento de carril y de frenado automático de emergencia en condiciones meteorológicas adversas, ya que su rendimiento puede verse afectado negativamente. Además, añade que los conductores deben comprender el funcionamiento y las limitaciones de los sistemas ADAS en condiciones adversas, y permanecer comprometidos al volante, ya que son una ayuda, no un sustituto del conductor. También recomienda mantener limpias las zonas alrededor de las cámaras y los sensores de radar.

Son unas recomendaciones similares a las que ha dado la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), que también reclama procesos transparentes de mantenimiento y calibración para que los sistemas ADAS mantengan su eficacia con el paso del tiempo. Según explican desde
Carglass
, cuando se sustituye un parabrisas, las cámaras y sensores de los sistemas ADAS han de ser recalibrados para asegurarnos de que ofrecen una información precisa a los sistemas de seguridad. Esta recalibración ha de ser realizada por profesionales con la formación, experiencia, metodología y tecnología adecuadas.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *