Comienzas una nueva temporada y te das cuenta que ni recuerdas de los detalles del final de la precedente. En una serie como Élite, donde había un misterio primordial, es natural acordarse de todos y cada uno de los detalles del asesinato de Marina mas olvidarse del punto en el que dejamos el resto de personajes. Por si acaso eres de estos y prefieres ponerte al día con la segunda temporada que desembarca en Netflix este viernes seis de septiembre, aquí tienes el resumen recordatorio:

¿Quién asesinó a Marina?

Nano y Marina tenían previsto irse a Marruecos con el bebé que aguardaban. Marina hasta había localizado un centro donde localizar su medicación para el SIDA y, tras la celebración de fin de curso, pensaban irse. Primero debían llevarse un buen pellizco con el reloj que contenía información de los negocios turbios del padre de Marina y el padre de Carla y después huir de esta sociedad elitista que jamás admitiría su romance.

María Pedraza interpreta a Marina, una pupila con SIDA.
(Manuel Fernandez-Valdes/Netflix / Netflix)

El plan no emocionaba ni a Guzmán ni a Samuel, que deseaban hacer cualquier cosa para evitarlo. Mas en la piscina de la escuela, con tal de probarle a Carla que era capaz de tomar la iniciativa y de salvar a su familia, Polo asesinó a Marina asestándole un golpe con una estatua, el premio a la mejor estudiante que se terminaba de llevar su víctima. Fallecida.

¿Quién era acusado del crimen?

El sospechoso que termina entre rejas, no obstante, es Nano. Él es quien tiene antecedentes, es quien había dejado encinta a la chavala, es la última persona que vieron entrar a la piscina donde hallaron el cuerpo y Marina, inmediatamente antes de ser asesinada, le había mandado mensajes cuestionando que irse juntos fuera lo adecuado. Con lo que Nano acaba en cárcel a la espera de juicio mientras que Polo borra las huellas con la ayuda de Carla y de Christian. Sí, el amigo de Nano y Samuel se deja persuadir para participar en este encubrimiento pues desea ser “el novio de verdad” de Carla. Y, para asegurarse que la coartada es firme, Carla corta de forma terminante con Polo.

Los adolescentes que visten mejor de la tele.

Los adolescentes que visten mejor de la tele.
(Manuel Fernandez-Valdes/Netflix / Netflix)

Guzmán y Nadia

El padre de Nadia estaba airado pues su hija aprendía valores inadmisibles respecto a su fe. Tenía previsto rehusar la beca que le habían ofrecido y llevarla a una escuela pública. Mas Guzmán se aseguró que Nadia pudiese tener la mejor educación posible: le solicitó al padre que la dejase estudiar en Las Encinas a cambio de no tener ninguna relación con ella. Una vez Guzmán descubre que su hermana está fallecida, su planeta se desmorona, en parte sintiéndose culpable pues no hizo más por salvarla. Se procuró suicidar y, tras dejarse persuadir por Lu de que calidad la pena continuar viviendo, los 2 se dan otra ocasión. Es posible que no la ame mas sí tienen una buenísima relación.

Omander

Ander creía que sus progenitores no admitirían su homosexualidad. Estaba equivocado. Su padre no tenía ningún inconveniente con quien saliese, lo que le incordiaba era que no quisiese ser tenista profesional. El auténtico inconveniente a fin de que fuesen pareja era la familia de Omar, musulmana conservadora, ante los que no se atreve a ser franco. ¿Y de qué forma acababan? Juntos. Eso sí, con Omar prometiéndole solo 10 minutos al día cuando su padre visita el banco. “Eso es lo que puedo ofrecerte”. Pobres amantes.

Ander y Omar, una pareja con serios obstáculos.

Ander y Omar, una pareja con serios obstáculos.
(Manuel Fernandez-Valdes/Netflix / Netflix)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *