El Tribunal Constitucional ha vuelto a tumbar una nueva petición en la, conforme apunta el Alto Tribunal, se insistía en reconocer la “soberanía de Cataluña” como un “Estado independiente”; petición que fue gestionada por la Mesa del Parlament y también impugnada por el Conjunto Parlamentario de Ciudadanos, a pesar de lo que se gestionaron múltiples enmiendas presentadas por la CUP. El Alto Tribunal, en una sentencia de la que ha sido comunicante el juez Andrés Ollero, falla ahora que se han vulnerado los derechos del Conjunto Parlamentario de Ciudadanos. Los pactos de la Mesa del Parlament de Cataluña que se que se aceptaron a trámite las enmiendas de la CUP, que han sido cancelados, repetían la Declaración Unilateral de Independencia (DUI), como la legitimidad como presidente de la Generalitat de Carles Puigdemont tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución. En este sentido, la sentencia resalta que “es patente que las enmiendas aceptadas a trámite por la Mesa del Parlamento de Cataluña entran en frontal contradicción con lo resuelto por el Tribunal Constitucional en la sentencia 114/2017, pues de su contenido se desprende la insistencia en aseverar la soberanía de Cataluña, constituida en un Estado independiente en forma de república, que pretende su legitimación en los resultados del ilegal referendo de autodeterminación citado con apoyo de la ley 19/2017, cancelada por dicha sentencia”. También, esas enmiendas “contravienen la admonición expresa que este Tribunal dirigió a los órganos del Parlamento de Cataluña” en un auto de 2017. El Conjunto Parlamentario Ciudadanos de Cataluña impugnó el Pacto de la Mesa del Parlament de 28 de febrero de 2018 por el que se aceptó a trámite múltiples enmiendas presentadas por el subgrupo parlamentario de la CUP a la propuesta de resolución presentada por Junts per Catalunya sobre la “restitución de las instituciones catalanas”. Asimismo se recurrió el Pacto de la Mesa de 1 de marzo de 2018, que desechaba la solicitud de reconsideración del convocado pacto. La Sala Primera apunta que “es manifiesto que la Mesa de la Cámara y su presidente conocían que la admisión a trámite de las referidas ideas implicaba no respetar lo ordenado por este Tribunal en la sentencia 114/2017 y en el auto 144/2017. Tal incumplimiento se deriva de modo palmario del tenor textual de las enmiendas, y fue de este modo advertido tanto por el secretario general y el letrado mayor como por los miembros del Congreso de los Diputados recurrentes en amparo, en su petición de reconsideración”. En lo referente a la enmienda transaccional, la sentencia explica que lo determinante es que el presidente de la Cámara tenía el deber de inmovilizar el discute y votación en el pleno de cualquier enmienda transaccional que fuera contra lo resuelto en la sentencia y auto previamente convocados. Así, el Tribunal asimismo declara la nulidad de la resolución del presidente del Parlamento de Cataluña, expresada a lo largo de la sesión del pleno de 1 de marzo de 2018, de gestionar la enmienda transaccional tercera subscrita por el conjunto parlamentario Junts Per Catalunya y el subgrupo parlamentario de la CUP-Crida Constituient.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *