El Tribunal Supremo ha comunicado que el auto por el que se prohíbe a las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos acortar el periodo para pasar la próxima revisión es firme. Dicho auto prohíbe acortar la vigencia de las revisiones de las inspecciones técnicas de los automóviles perjudicados por el cierre total a lo largo de los meses de marzo a junio. El Tribunal Supremo dictaminó a fines del pasado mes de septiembre el auto por el que dictaminaba la suspensión cautelar de la polémica Orden Ministerial publicada el mes pasado de mayo por la que estableció el nuevo calendario a fin de que pudiesen pasar la revisión los más de cinco millones de automóviles perjudicados por el cierre de las estaciones de inspección técnica a lo largo del primer estado de alarma. Esta Orden al unísono recortaba su vigencia al computar el plazo para pasar la próxima revisión no desde el día que ciertamente la pasasen sino más bien cuando les correspondía efectuarla a lo largo del estado de alarma.

Ahora falta por solucionar si lo aplica de modo retroactivo a los automóviles que pasaron su revisión antes que se dictase el Auto, a los que se les aplicó la Orden del Ministerio de Sanidad acortándoles el periodo para tener que pasar la próxima revisión, conforme ha difundido la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer), que en un comunicado asevera que el Alto Tribunal comunicó el pasado viernes su resolución a las partes presentadas en la causa.

Siendo el nuevo auto firme y no caber recurso ordinario alguno contra exactamente el mismo, solo queda pendiente la resolución del recurso de aclaración planteado por Fenadismer al Alto Tribunal con relación al campo de aplicación de la resolución judicial dictada, para que confirme si el criterio restrictivo de aplicación dictado por el Ministerio de Industria es adecuado, o bien si al contrario el auto debería aplicarse a todos y cada uno de los automóviles perjudicados a lo largo del estado de alarma, hubiesen o bien no efectuado ya su revisión, para de esta forma poder corregir el recorte de la vigencia aplicada en las fichas técnicas de los automóviles que hubiesen pasado la Inspección Técnica de Vehículos ya antes de dictarse el auto de suspensión cautelar a fines del pasado mes de septiembre.

200 millones menos
El razonamiento protegido por Fenadismer para pedir que el Alto Tribunal paralizara cautelarmente dicha regla es que no había ninguna razón desde el punto de vista técnico o bien de seguridad vial que justificara exactamente la misma, sino más bien sencillamente la voluntad de asegurar la restauración del negocio perdido a lo largo del estado de alama a las más o menos 400 empresas concesionarias de estaciones de Inspección Técnica de Vehículos existentes en España. La asociación que reúne a las Inspección Técnica de Vehículos, por su lado, respondió ante dicha paralización «causa muy notables perjuicios derivados de la radical reducción del número de automóviles que deberían asistir próximamente a sus instalaciones para su inspección técnica». Se calcula que las estaciones han dejado de ingresar más de 200 millones de euros a lo largo de los meses de parón.

En un inicio, los usuarios cuya Inspección Técnica de Vehículos expiraba a lo largo del estado de alarma disponían de un plazo de 30 días para renovarla a contar desde el alzamiento del mismo. En razón de una orden del Ministerio de Industria dicho plazo se amplió en 15 días naturales por cada semana trascurrida desde el principio de este periodo hasta el momento en que se hubiese vencido el certificado, con la intención de escalonar el las inspecciones pendientes y eludir de esta forma el colapso de las instalaciones de certificación.

De este modo, por poner un ejemplo, los automóviles cuya Inspección Técnica de Vehículos venció entre el 14 y el 20 de marzo, primera semana de vigencia del decreto del estado de alarma, tendrían 45 días para pasar la inspección y, desde ahí, se van a ir sumando en el plazo tandas de 15 días en las consecutivas semanas. Conforme la orden de Sanidad, para poner data a la próxima inspección de Inspección Técnica de Vehículos se tomaría como referencia la data de valía que constaba en la tarjeta Inspección Técnica de Vehículos y no la data en la que verdaderamente se hubiera pasado la revisión.

El apartado suspendido dispone que, una vez efectuadas las inspecciones técnicas periódicas de los automóviles cuyos certificados hayan sido objeto de prórroga automática debido al confinamiento, para escoger la data hasta la que es válida la revisión se va a tomar como referencia la data de valía que conste en la tarjeta Inspección Técnica de Vehículos «y no computará, en ningún caso, la prórroga de los certificados concedida a consecuencia de la declaración del estado de alarma y de sus consecutivas prórrogas».

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *