Los mareos en los viajes en turismo son un enorme inconveniente que afecta a un esencial porcentaje de la población, y que condiciona la manera en la que desplazarse, por servirnos de un ejemplo, para los periodos de vacaciones.

La explicación más extendida entre los especialistas sobre qué genera la cinetosis –denominación técnica del mareo por movimiento–, es que brota por el hecho de que, al moverse, el cuerpo experimenta una discordancia entre lo que ve y lo que siente. O sea, se genera una estimulación excesiva en las estructuras internas del oído, que regulan equilibrio, y de ahí que aparecen los síntomas del mareo: palidez, sudor frío, agitación o bien náuseas que, en el peor caso, pueden derivar en vómitos.

Si bien los mareos son algo bastante frecuente, existen personas con una mayor predisposición a sufrirlos. Se trata de los pequeños de entre tres y 12 años de edad; las mujeres embarazadas, que a lo largo de la gestación experimentan una mayor sensibilidad en los centros nerviosos; y las personas que padecen cuadros de ansiedad.

Hasta el momento antídotos caseros y medicación eran las únicas soluciones aplicables a los pasajeros, mas el consorcio Jaguar Land Rover trabaja ya en un software que terminará con los mareos a bordo de sus futuros turismos autónomos.

El propósito del fabricante es programar a los automóviles autónomos para ofrecer una conducción que reduzca las posibilidades de padecer un mareo, un inconveniente que afecta a más del 70% de la población mundial. El software inteligente que está desarrollando lo que hace es ajustar la aceleración, la frenada y la situación en el carril del vehículo para eludir que la conducción provoque náuseas a los ocupantes.

A lo largo de la primera fase del proyecto se ha desarrollado una «tabla de puntuación de bienestar»; adaptada, que podría reducir las posibilidades de padecer mareo por movimiento hasta un 60 %.

Este software inteligente combina más de 32.000 quilómetros de pruebas del planeta real y simulaciones virtuales para calcular una serie de factores con los que valorar la activa de conducción.

A eso hay que sumar que el avanzado aprendizaje automático garantiza que el vehículo pueda optimar la conducción desde los datos compendiados en todos y cada quilómetro recorrido por la flota autónoma.

Merced al nuevo sistema de Jaguar Land Rover, los factores que contribuyen al mareo por movimiento (la aceleración, la frenada y la situación en el carril) se optiman para eludir que los pasajeros sientan náuseas.

Para el fabricante británico es «crucial» solucionar el inconveniente del mareo por movimiento en los automóviles autónomos «para que los pasajeros saquen el máximo provecho a esta tecnología al viajar mientras que leen, trabajan o bien se relajan».

Se trata de un paso más en la transición de Jaguar Land Rover a «Destination Zero», una estrategia que aspira a crear una sociedad más segura y saludable con un medio ambiente más limpio a través de una innovación continua.

Los trucos para eludir mareos
Lo idóneo para eludir marearse a lo largo del recorrido es sostener una postura erguida y mirar siempre y en todo momento al frente. Si miramos cara el interior del vehículo el cerebro comprende que estamos quietos. Esta discrepancia entre los sentidos es lo que desencadena los síntomas de la cinetosis. En este sentido, asimismo ayuda sentarse sobre los asientos delanteros del turismo. La explicación es sencilla: en las plazas traseras del vehículo se generan más balanceos.

Asimismo es muy aconsejable eludir comidas abundantes o bien el consumo del alcohol ya antes de viajar en turismo para eludir la sensación de vértigo, como prever las paradas a fin de que los pasajeros puedan tomar un tanto de aire limpio. Y es que, el ambiente viciado del interior del vehículo acentúa los síntomas en las personas tendentes a marearse, conque, aparte de reposar cada cierto tiempo, una buena forma para eludir los mareos es sostener bien ventilado el turismo a lo largo del viaje.

Mas, si pese a poner en práctica estos consejos te prosigues mareando, existen fármacos que pueden asistirte. Se trata de ciertos antihistamínicos de primera generación como la Biodramina o bien el Cinfalar. Además de esto, existen pulseras que prometen combatir los síntomas del mareo. Un brazalete flexible que debe ponerse bajo el pliegue de la muñeca y que cuenta con un botón recio que lo que hace es alentar el punto de acupuntura P6, relacionado con las náuseas conforme la medicina tradicional china.

Como última opción se puede recurrir a los antídotos naturales como ingerir una raíz de jengibre –aunque su fuerte sabor es un inconveniente–, masticar chicle a lo largo del viaje, o bien, sencillamente, sostenerse distraído a lo largo del recorrido para no meditar en los síntomas del mareo.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *