Ha nacido una estrella. «Aiiiitiiiiii, ¡qué bonito!». Habla a la cámara la ministra de Podemos que es madre -Aiti es su hija, Aitana, de 6 meses- y que trabaja para «cambiar la vida de las mujeres», por lo menos la de las españolas. Por el momento, en el Ministerio de Igualdad son las que ordenan a los hombres que traigan la tarta a Irene Montero, la «jefa», que sopla sus 32 candelas feliz de estar en el Gobierno. Lo explica una cooperadora de la ministra al estilo de Rajoy: «En este Ministerio los hombres nos asisten a las mujeres a hacer cosas». La secretaria de Estado, Noelia Vera, lo corrobora: «Manel la trae ahora (la tarta)… Los cuidados asimismo recaen sobre los hombres».

La cuidada es Montero. Es jueves 13 de febrero, es su aniversario. Semeja temprano. Alguien murmura. Quizás la bebé duerma. Le llevarán una tarta sorpresa a la ministra, que está en su despacho. Al lado de su mesa de trabajo ha instalado un parque de juegos para Aitana, protagonista secundaria del «show» de Montero. Ella propaga sus vídeos con enorme éxito en las redes sociales.

El equipo de la ministra explica al que graba los preparativos de la celebración. Es un vídeo atrevido en las dependencias oficiales del Ministerio. Al fin algo de humanidad en las instituciones. «Como estamos aterrizando en el Ministerio y no tenemos tiempo ni tan siquiera de festejar los aniversario, lo vamos a festejar en la mitad de 2 mil asambleas. Mas hay que hacerlo, hay que darle mimos a Irene», explica una de sus cooperadoras.

Entre risas, esta persona especifica los sacrificios asumidos por el círculo de Montero. «Ya he tenido 3 y me quedan otras 5 el día de hoy, me da la sensación de que moriré prematuramente… vamos a mudar la vida de las mujeres».

Se respira empatía en dependencias del Gobierno. «Para ser su cumple la pobre tiene el día de hoy una agenda apretadísima, va a finalizar súper tarde, mas es lo que toca…» El entorno de «cuchipandi» no termina en Quintos de Mora. La ministra conecta con el pueblo llano: «Voy a finalizar el papel profundo este….» En otro pasaje, una asesora le solicita que atienda: «esta ley es esencial, está en el argumentario».

Conciliación laboral
La bebé más conocida del país, con permiso del pequeño de Carolina Bescansa, aparece en el carrusel de vídeos que su madre exhibe para dar cuenta de su agenda oficial de ministra. Se le ve saliendo del vehículo oficial a las puertas de la Biblioteca Nacional por una actividad del Día de la Mujer, de visita en el portabebés en el Instituto de la Mujer, asiste a los platós de TV mientras que su madre ofrece entrevistas…

En su aniversario asimismo atiende a una cronista amiga, a la que besa y abraza y a la que llama «tía»… Una hora de charla formal, vuelve la grabación de Podemos. «Voy a coger a mi pequeñas, ¡la oigo plañir! ¿Mi pequeña, donde está mi pequeña?», pregunta Irene madre.

El vídeo del aniversario termina con un toc-toc en la puerta del despacho primordial. -«¿Se puede?», pregunta Noelia Vera, la secretaria de Estado, a propósito, asimismo en estado de buena esperanza. Se oye cantar el aniversario feliz al equipo ministerial. Sale la ministra con su hija Aitana en brazos.

-«¡Muuuchas gracias, chicasssss!», responde Montero, recolocándose la ropa frente a la cámara. Es entonces cuando suelta ese «¡Aiiiitiiii qué bonito!» tan expresivo, mostrándole la tarta a su hija. «Vamos, a comérsela», les ordena a sus cooperadores en una extensa sala de juntas del Ministerio.

Montero está «orgullosa» pues tiene «un equipo de tías fantásticas, y de tíos también». Asegura a la cámara que le chifan los aniversario, asimismo la Navidad. «Todas las datas de rituales y regalos», aclara. De deseo solicita «felicidad» para todos y «algo más de tiempo» para gozar con los suyos. Al padre de sus 3 hijos lo ve en horario de trabajo.

Fuente: ABC.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *