El recorrido de la emprendedora de España Carmen Hijosa, natural de Asturias y residente en el R. Unido, empezó en 2011 al presentar una petición de patente, ya antes de fundar Ananas Anam como start-up en 2013, para lanzar Piñatex. Crear un tejido natural (cuero) desde fibra de hoja residual de piña fue su apuesta por la innovación y la sostenibilidad. Forjó una parte de su capacitación en el Royal College of Art en la ciudad de Londres (sección de Diseño), para proseguir con la cofundación de la compañía de fabricación de cuero de gran lujo Chesneau Leather Goods en 1977 (con clientes del servicio como Harrods) y desempeños como la asesoría de diseño textil del Banco Mundial en Filipinas.

El ‘efecto WOW’ llegó al valorar la fortaleza y flexibilidad de las hojas de la piña, utilizadas en Filipinas a lo largo de 300 años para elaborar tejidos hechos a mano… «¿Qué ocurre si hago una malla con ellas? ¿Va a ser muy, muy diferente al cuero?»… De esta manera empezó un proceso de investigación y desarrollo a lo largo de 12 años para contestar la malla de fibras de colágeno del cuero: más estudios en el campo textil, establecer una compañía, refinanciar su casa para proseguir estudiando y llenar su doctorado…

Ahora, la Oficina Europea de Patentes (EPO) ha anunciado su candidatura en la categoría SMEs (PYMES) del European Inventor Award 2021 por este desarrollo. Como ha declarado António Campinos, presidente de la EPO, al anunciar los finalistas del año en curso (se conceden el 17 de junio): «La petición de patente de Hijosa la ha ayudado a resguardar su invento y a llevarlo al mercado por medio de una compañía con un impacto social positivo y un bajo impacto ambiental».

Presente y futuro
¿Por qué razón ha tardado tanto este reconocimiento específico a una idea ya implantada por tres.000 empresas en más de 80 países? Hijosa explica las claves del proceloso planeta de las patentes: «El proceso inicial puede tardar de uno a 3 años, y hay que incorporar información, puesto que patentar es fundamental para resguardar los derechos de propiedad intelectual… hasta 2018 no tuve la aceptación final en la UE, EE.UU., Filipinas, China, etc.». Contar con la prioridad comercial (el ‘prior art’) acredita la carrera comercial de una idea o bien producto, vías para conseguir fondos y distintas ayudas.

Su proceso de internacionalización afianza en estos instantes la senda española: «Hace un año, formamos oficialmente la compañía en España, donde vamos a crear una planta de producción y un centro de distribución internacional (Filipinas es el centro de referencia para Asia)».

Una propuesta en tiempos de sostenibilidad, apoyado en una opción alternativa a la producción usual de cuero de vaca (muchos recursos para criar ganado para el matadero, tratamientos químicos, precarias condiciones de trabajo en países en vías de desarrollo, etc.). Supone, además de esto, un ingreso auxiliar para los trabajadores de la cosecha local de piñas en Filipinas, merced a un recurso desechable: los diez primordiales países productores de piña crean suficientes hojas para sustituir potencialmente más del 50% de la producción mundial de cuero.

La candidatura es un nuevo reconocimiento (como, por poner un ejemplo, sucedió con el Premio Cartier) a esta idea, que ha atravesado de forma exitosa las distintas etapas de la creación y proyección de una startup: «Contamos con la ayuda del Royal College of Art, con experiencia en muchas patentes y una eficaz ‘incubadora’. Capital semilla, consultoría financiera y científica, ayuda para comunicación y relaciones públicas… ».

Un recorrido… ¿rentable y productivo aparte de sustentable?: «Mi invento enseña muy meridianamente que hay que mirar cara los restos agrícolas. La sostenibilidad es el presente y el futuro. Debemos sostener una cadena de suministro responsable, apoyada por la investigación. Nada resistirá la fuerza del cambio». Su proyecto se puede respaldar en la votación para el Premio Popular en la página de la Oficina Europea de Patentes

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *