La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de la Presidencia y Relaciones con las Cortes, Carmen Pelado, ha descartado este miércoles que el sueldo mínimo interprofesional (SMI) vaya a subir de cuajo desde los 900 euros actuales a 1.000 euros mensuales. “De una vez no. Debe ser un desarrollo progresivo y asumible por el campo empresarial y que no provoque inconvenientes en las pequeñas y medianas empresas. Sabemos que esto tiene un efecto no deseado en el planeta rural de este país, que es donde hay que mantener las ideas empresariales y a los autónomos”, ha señalado la vicepresidenta en declaraciones a la Cadena SER recogidas por Europa Press. De este modo, Pelado ha subrayado que el Gobierno tiene, en este tema, un diagnóstico “bastante fino”, de forma que el SMI va a subir, mas de forma progresiva a fin de que las compañías no padezcan “daños colaterales” que pongan bajo riesgo el desarrollo del empleo.La vicepresidenta, que ha insistido en que la subida del SMI es una “obligación” que mana de la Carta Social Europea, ha explicado que el objetivo es que, en 4 años, en esta legislatura, el SMI de España se iguale al de otros países de Europa. Ello, ha añadido, requerirá robustecer el diálogo entre sindicatos y empresarios, con la “connivencia y responsabilidad del Gobierno”. “En la crisis se cargó la mano contra los trabajadores. Hay que restañar esos equilibrios, mas tampoco podemos poner bajo riesgo el desarrollo de la economía”, ha precisado.EmpleoEn contestación a las advertencias empresariales sobre los efectos de la subida del SMI sobre la utilización, Pelado ha asegurado que, con la subida a 900 euros mensuales en 2019, se comprobó que, en frente de otros pronósticos, “no se destruye empleo” y que esta mejora del sueldo mínimo resulta conveniente al funcionamiento económico del país y al consumo. “El planeta empresarial tiene completamente claro que somos un Gobierno que va a tomar resoluciones, mas que somos gente bastante prudente (…). A fin de que exista desarrollo económico hace falta paz social (…) No hay desarrollo económico si no hay calma social y eso no ocurrirá acá pues vamos a tomar resoluciones ponderadas”, ha asegurado la vicepresidenta. Pelado ha afirmado que el deseo del Gobierno es reactivar “de forma respetuosa” el diálogo social, que va a arrancar esta tarde con una asamblea entre la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, los líderes de CEOE y Cepyme, Antonio Garamendi y Gerardo Cuerva, y los secretarios generales de CCOO y Unión General de Trabajadores, Unai Sueco y Pepe Álvarez.Preguntada por si acaso el Gobierno desea derogar toda la reforma laboral de 2012 o bien solo una parte, la vicepresidenta ha avanzado que la ministra de Trabajo ya tiene en cartera “una primera reforma importante” que afectará al artículo de la reforma laboral que deja despedir a un trabajador por amontonar bajas médicas si bien estén justificadas. “Yo tengo en mi mesa el plan de trabajo de ese Ministerio y tiene prácticamente data un R. D.-ley de modificación de este tema puntual. Es bastante resonante que a cualquiera se le pueda echar del trabajo cuando lo que tiene pueden ser problemas arduos de salud”, ha dicho la vicepresidenta, que no ha precisado exactamente en qué data va a abordar el Consejo de Ministros este decreto. Bajo su punto de vista, hay temas de la reforma laboral que hay que abordar de forma “urgente”, como el del despido por bajas médicas, y que “serán rápidos”.

Fuente: larazon.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *