El PSOE da por cerrado un camino para su investidura que pudiese contar con la abstención de Partido Popular i/o Ciudadanos, conque solo le queda la vía del pacto con Unidas Podemos y los partidos regionalistas. De esta manera lo ha expresado el secretario de organización de los socialistas, José Luis Ábalos, que este miércoles se ha reunido con los representantes de Compromís, PNV y Navarra Suma. Reducidas las posibilidades, el líder ha dicho que “no descarto nada” cuando se le ha preguntado sobre la posibilidad de que la capacitación morada se integre en el futuro Ejecutivo, y cuando se le ha planteado la posibilidad de que los independentistas acaben por favorecer la balanza de la investidura.

En conferencia de prensa siguiente a las asambleas, Ábalos ha señalado el hecho de que “hay más voluntad numéricamente de edificar que de destruir”, lo que es un síntoma “esperanzador” de que puede haber un gobierno progresista pronto. Esta prisa ha sido aun confirmada por el representante de Compromís, Joan Baldoví, quien ha presagiado que el nuevo gabinete va a estar nombrado y en sus funciones ya antes de agosto.

“Hay más voluntad numéricamente de edificar que de destruir”

“No hay otra alternativa”, ha comentado Ábalos, quien no ha querido mojarse sobre el posible modelo de colaboración que va a tener el nuevo Gobierno socialista con Podemos. Preguntado sobre si ese modelo de colaboración puede ser el que se ha alcanzado en la Comunitat Valenciana, el líder ha subrayado que “no es modelo cerrado” y que “cada uno va a tener su modelo”.

Frente a la insistencia de los medios por especificar si se avendrían a alguna forma de alianza, el secretario de organización ha comentado que lo esencial es que “después de la primera ronda” de contactos con los partidos tienen claras ciertas cuestiones, particularmente, que “hay quienes han dicho que van a cooperar y quienes han dicho que no”. De forma que “uno debe contar con los que han dicho que van a cooperar y no contar, por fuerza, con los que han dicho que no e inclusive han expresado su voluntad de complicar las cosas”.

“Uno debe contar con los que han dicho que van a cooperar y no contar, por fuerza, con los que han dicho que no e inclusive han expresado su voluntad de complicar las cosas”

El líder socialista tampoco ha querido pronunciarse sobre un ocasional apoyo de los independentistas a fin de que la investidura resulte posible. La opción de que Sánchez sea ungido en segunda vuelta merced al mayor número de votos a favor que en contra es una posibilidad sobre la que no ha querido valorar, aunque ha reafirmado la voluntad de contar con todos y cada uno de los votos que sean precisos, “incluidos los 350 miembros del Congreso de los Diputados que nos merecen exactamente la misma consideración y cuentan precisamente lo mismo”, por el hecho de que a es a lo que “nos aboca la realidad y los números”, ha aducido.
El Partido Socialista Obrero Español requiere los apoyos de los miembros del Congreso de los Diputados de Podemos, PNV, Compromiso y PRC para sumar 173 escaños y acercarse a la investidura en segunda vuelta. Los 2 miembros del Congreso de los Diputados de UPN y los 2 de Alianza Canaria (CC) podrían ser clave para solucionar la ecuación, pues la suma del resto de miembros del Congreso de los Diputados es asimismo son 173 escaños. Mas estas 2 formaciones complican el asunto: el UPN vincula su abstención a una del Partido Socialista Obrero Español que le dé el gobierno de Navarra, y CC negocia con el Partido Popular el gobierno canario y demanda que no el futuro Ejecutivo central sea en minoría. Para deshacer el empate, los votos de ERC, JxCat o bien Bildu, podrían ser determinantes.

¿Apruebas que Partido Socialista Obrero Español y Podemos rijan juntos?

No

La encuesta está cerrada

Votar
Total votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *