Un equipo de estudiosos dirigido por Rosanne Di Stefano, del Centro Harvard Smithsonian, en Massachusetts, podría haber encontrado el primer exoplaneta fuera de nuestra galaxia. El aspirante tiene por nombre M51-ULS-1b y se trata de un planeta muy grande, en órbita en torno a un sistema estelar doble de la galaxia M51, asimismo famosa como Remolino, a 28 millones de años luz de distancia.

Los estudiosos se encontraron con él mientras que examinaban los datos de más de dos.000 observaciones llevadas a cabo por el telescopio espacial de rayos X Chandra. Si esos datos se confirman, estaríamos frente al planeta más lejano detectado hasta el momento, y el primero descubierto fuera de la Vía Láctea.

Conforme explican los astrónomos en un artículo recién aparecido en arXiv, el trabajo consistía en comprobar los datos de Chandra en busca de posibles tránsitos, esto es, objetos que pasan por delante de sus estrellas, bloqueando una parte de su luz. Y para cerciorarse de que verdaderamente hallaban tránsitos y no simples fluctuaciones en el brillo de las estrellas, los científicos solo eligieron casos en los que toda la luz quedaba bloqueada. Fue de esta forma como encontraron al posible exoplaneta.

El descubrimiento, desde entonces, resulta excitante, si bien no inopinado. En verdad, no existe razón alguna para meditar que no hay planetas en otras galaxias, si bien las inmensas distancias a las que se hallan hacen realmente difícil la detección. En un caso así, semeja tratarse de un planeta en órbita en torno a un sistema binario formado por una estrella usual y otra muy masiva, es posible que un orificio negro o bien una estrella de neutrones.

Algo pasa de manera regular delante de la estrella
Según explican los estudiosos en su artículo, la mejor explicación para el tránsito observado es un planeta, si bien de momento eso no puede asegurarse al cien por ciento. En verdad, los astrónomos solo han detectado un solo tránsito, en vez de cuando menos 2 o bien 3 de ellos, lo que confirmaría que «algo» pasa de manera regular por delante de la estrella. Podría tratarse, por poner un ejemplo, de un objeto que simplemente pasó por delante del sistema, mas que jamás más retornará.

Los datos de Chandra señalan que, si el planeta es real, seguramente se trate de un gigante gaseoso algo más pequeño que Saturno, orbitando alrededor del centro sistema binario a una distancia de decenas y decenas de Unidades Astronómicas. Una Unidad Astronómica (UA) equivale a 150 millones de km, la distancia que aparta a la Tierra del Sol. El planeta, por ende, se hallaría cuando menos tan lejos de la estrella binaria como Saturno lo está del Sol.

Lo que podría ser un inconveniente para confirmar inmediatamente si verdaderamente estamos frente al primer planeta extragaláctico descubierto por la Ciencia. A esa distancia de su estrella, de hecho, podrían pasar años, o bien aun décadas, antes que el planeta realice una órbita completa y vuelva a provocar otro tránsito perceptible. Hasta el momento, ninguno del resto, pocos, posibles aspirantes a planetas extragalácticos ha podido ser confirmado. ¿Se transformará M51-ULS-1b en el primero?

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *