La vuelta a la actividad tras el parón provocado por el Covid-19 trae buenas noticias para la fábrica de Carrocería y Montaje de Valladolid, que ha logrado el Pacto de Fabricación para poder generar en serie la versión híbrida enchufable de Captur. Un jalón significativo puesto que se trata del primer modelo híbrido enchufable producido por el Conjunto Renault. Esta factoría ha producido ya más de 1.600.000 unidades del modelo Captur desde el momento en que comenzase su fabricación en 2013. El 92% de esta producción se ha exportado a más de 70 destinos, lo que ha transformado a Captur en el vehículo de Renault España más exportado de su historia.

Conforme reconoce la marca en un comunicado, con esta adjudicación se reconoce la capacidad de la planta para generar en serie la nueva versión de Captur con la calidad que demandan los clientes del servicio del líder de los SUV urbanos.

El modelo se desvelaba en el mes pasado de enero a lo largo de Salón del Vehículo Bruselas. Por último la versión híbrida enchufable de uno de los best-sellers de la marca del rombo va a tener firma de España. SE trata del Captur Y también-TECH Plug-in 160cv.

La primordial diferencia de la nueva versión híbrida enchufable respecto a su precursor térmico es que esta tiene una batería que optima la circulación en modo eléctrico merced a que se puede recargar conectándola a la red. Su autonomía es mayor que la de un vehículo híbrido cuya batería solo se recarga mientras que se conduce.

Con el lanzamiento al mercado de Captur Y también-TECH Plug-in en el mes de junio, Renault cuenta ya con la oferta electrizada más extensa del mercado al lado del híbrido Clio Y también-TECH y al 100% eléctrico ZOE. Una oferta de hibridación para todos -que pone la experiencia eléctrica y el placer de conducción al alcance de la mayor parte- y a la que dentro de poco se unirá asimismo Mégane Y también-TECH Plug-in.

Esta nueva supone un esencial respaldo a la producción de automóviles de la marca francesa en España, tras los cotilleos surgidos a lo largo de la semana pasada que aseveraban que el gobierno galo habría demandado a sus fabricantes de vehículos, esencialmente Renault y conjunto PSA, la repatriación de su producción a cambio de ayudas económicas para hacer en frente de la crisis provocada por el Covid-19.

El día pasado 11 de mayo el ministro galo de Finanzas, Bruno Le Maire declaró en una entrevista radiofónica a la transmisora BFM Business, recogida por Reuters, que sostendrá nuevas asambleas con los fabricantes automovilísticos del país para plantear un plan de ayudas, que vería la luz a fines de agosto o bien principios de septiembre. «Estamos listos para acrecentar los incentivos para adquirir vehículos, estamos listos para ver de qué forma acrecentar su competitividad en sus factorías ubicadas en Francia», afirmó Le Maire, que propuso que, «a cambio, vamos a preguntar ¿Cuál es vuestro plan de relocalización? Así es como volveremos a edificar una industria automovilística fuerte».

Asimismo el rotativo británico «Financial Times» barajaba últimamente la posibilidad de que los modelos Renault Kadjar y Captur dejaran de fabricarse en las plantas de Palencia y Valladolid, para generarse en la fábrica de Nissan de Sunderland (R. Unido), como una parte del plan de reestructuración a nivel del mundo en el que trabaja la Coalición. Sería una contraparte al trasvase de producción de Nissan Barna a plantas francesas de Renault. El «Financial Times» hablana en cualquier caso de «discusión en curso», no confirmada por ninguno de los 2 fabricantes. Renault, consultada por ABC, se negó a comentar «rumores», recordando que sus fábricas en España «son muy competitivas».

La adjudicación el día de hoy anunciada del Captur Y también-TECH Plug-in a la fábrica de Carrocería y Montaje de Valladolid podrían considerarse un refuerzo a la situación de las plantas de producción españolas de Renault en el conjunto.

Fuente: ABC.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *