La compañía holandesa SpaceBorn United trabaja para lograr que una mujer pueda dar a luz en el espacio en el año 2031, consiguiendo de este modo el nacimiento del primer bebé humano «extraterrestre» de la historia. Pese a todas y cada una de las contrariedades que ello acarrea -como problemas médicos o bien partos prematuros- semeja que han barajado todas y cada una de las posibilidades y que están persuadidos para realizarlo. No obstante, las mujeres deben cumplir una serie de condiciones muy estrictas, que hace que el número de aspirantes pueda quedar muy reducido. Egbert Edelbroek, creador y director de SpaceBorn United, explicó que el propósito no es que todo el embarazo tenga sitio en el espacio, sino se desarrolle en una misión de trabajo exprés que duraría de 24 a 36 horas por el hecho de que «se pueden inducir las maniobras de parto como lo hacen a diario en las clínicas de FIV». Este anuncio se generó en el primer Congreso de Ciencia y Espacio de Asgardia, en Alemania, en el que Edelbroek afirmó que va a ser posible en 2031, si bien en su web anuncian que va a ser posible en 2028 y que va a ser llamada Misión Cradle. «Por el momento, esto solo es posible en la órbita terrestre inferior (LEO) y se va a hacer tras efectuar un procedimiento de selección completísimo», afirmó. Uno de los mayores inconvenientes, como reconoce Edelbroek, es la planificación de un proceso natural como este si existe algún inconveniente con el tiempo o bien un retraso con el lanzamiento». Por este motivo avanzó que «jamás podríamos trabajar con una sola mujer encinta. Tendríamos unos 30 participantes, que podrían retirarse en cualquier instante». Mas está seguro de que va a ser posible y que el nivel de peligro va a ser más bajo que en la media de los partos de los países occidentales». Además de esto, van a estar acompañadas de un equipo médico entrenado y de primer nivel mundial. Edelbroek confesó que no se habían planteado esta posibilidad por el hecho de que la compañía tenía como objetivo el desarrollo y la fecundación de embriones en el espacio. SpaceBorn Utd estudia las condiciones para la reproducción humana en el espacio y se centra en la Tecnología de reproducción asistida (ART). Cuando se le preguntó sobre previsión de que pueda ser posible en un periodo de 12 años, Edelbroek afirmó que dependería de la financiación y la evolución del ámbito del turismo espacial. «Si ese ámbito va a acelerarse en la manera en que lo hace ahora, va a haber mercados para personas riquísimas que no están listas para efectuar un adiestramiento militar de 3 meses como es el caso de ahora y van a estar felices de continuar como están. Además de esto, va a haber naves espaciales que van a ser muy cómodas para esas personas», concluyó. SpaceBorn United planea otras misiones como la Misión ARK, que son cápsulas espaciales que dan un ambiente protegido con 1.000 cilindros protegidos con células de reproducción humana. Las células (masculinas, femeninas y dos-PN) se cosechan en clínicas de FIV supervisadas en el mundo entero y están congeladas (vitrificadas) y guardadas en lugares seguros de la Tierra y en un satélite en el espacio en la órbita de la Tierra. De este modo, las células están protegidas ante cualquier desastre natural o bien provocado por el hombre en la Tierra a lo largo de décadas. Además de esto, la compañía holandesa está desarrollando un incubador de embriones espacial, que va a ser mandado al espacio en la Misión Lotus con células de reproducción masculinas y femeninas. Una vez en el espacio (órbita terrestre baja) los embriones se conciben y empiezan a desarrollarse en una Tierra artificial como el nivel de gravedad. Tras cuatro días, la incubadora retorna a la Tierra donde se comprueban los embriones. El embarazo y nacimiento se generarán en la Tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *